/ Enfermedades / Pasarse sentada muchas horas puede causar daños cardiacos

Pasarse sentada muchas horas puede causar daños cardiacos

DSC_0209
Adamed Mujer en 16 abril, 2018 - 11:54 am en Enfermedades

Los expertos avisan: el sedentarismo podría ser letal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la falta de actividad física y la mala alimentación son la segunda causa de muerte en el mundo después del tabaquismo. Y otro informe asegura que “no moverse” provoca 3,2 millones de muertes prematuras cada año, situando a España como uno de los cuatro países más sedentarios de Europa, por detrás de Grecia, Bulgaria y Portugal.

Entre los problemas que genera el no realizar más de 90 minutos de actividad física a la semana están la diabetes tipo II, la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares. Ya que, según parece, el sedentarismo atrofia los músculos del corazón. De hecho, un estudio desarrollado por investigadores del Centro Médico de la Universidad Texas Southwestern, en Dallas (EE.UU.), ha demostrado que cuanto mayor es el tiempo que estamos sentados a diario, mayor es la posibilidad de que se nos dañen los músculos cardíacos.

El estudio se basó en el análisis de los historiales médicos de más de 1.700 mujeres y hombres adultos sanos –es decir, no diagnosticados de enfermedades cardiovasculares ni síntomas de insuficiencia cardiaca– que fueron sometidos a pruebas del corazón y análisis de sangre y contestado a diferentes preguntas sobre sus hábitos de vida saludables.

En concreto el estudio se centró en el tiempo que, de media, permanecían sentados a diario y en la medición de sus niveles de troponinas cardíacas –la troponina T y la troponina I–. La prueba de troponina es un examen que mide los niveles de las proteínas troponinas en la sangre. Estas proteínas se multiplican cuando el miocardio resulta dañado, como ocurre con un ataque cardiaco. De tal forma que cuanto más daño se produzca en el corazón, mayor será la cantidad de troponina T e I que habrá en la sangre.

Los resultados demostraron una relación directamente proporcional entre los niveles de troponinas cardiacas y el tiempo en el que se estaba sentado. Por ejemplo, aquellos que realizaban algún ejercicio físico por mínimo que fuera, como ir al trabajo andando, presentaban unos niveles normales de troponinas, frente a los que permanecían sentados 10 o más horas diarias, que presentaban unos niveles de estas proteínas superiores a los considerados normales.

“En el caso de las personas más sedentarias, los niveles de troponinas era notablemente más bajos de los que tienen lugar en un infarto agudo de miocardio, pero resultaban suficientemente elevado para constituir un daño cardíaco subclínico”, aseguraron los investigadores,

Y como en definitiva explicó James de Lemos, director de esta investigación publicada en la revista Circulation, “el comportamiento sedentario se asocia con la obesidad, la resistencia a la insulina y la deposición de grasa en el corazón, lo que conlleva un daño sobre las células cardiacas. Sin embargo, la otra cara de la moneda es lo que no están haciendo estas personas mientras permanecen sentadas: no se están moviendo. Y si bien nuestro trabajo muestra un pequeño beneficio asociado al ejercicio en términos de mejorar los niveles de troponinas, esto se debe probablemente a lo poco que se mueve la población”.

Una primera conclusión del estudio es que, de mantenerse elevadas de forma crónica, estas troponinas están alertando de que algo va mal en el músculo cardiaco. O lo que es lo mismo, de un daño que en caso de no ser tratado puede acabar en una insuficiencia cardiaca. Una segunda conclusión es que no hace falta tener sobrepeso y obesidad para sufrir las consecuencias nefastas del sedentarismo, las personas delgadas también las pueden padecer. “Hay estudios que demuestran que mueren más delgados sedentarios que personas con sobrepeso activas”, señaló Francisco García-Muro, coordinador de la sección de fisioterapia en la actividad física y deporte en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

”Debemos considerar la reducción del comportamiento sedentario como un componente importante de un estilo de vida saludable. La población debe procurar permanecer menos tiempo sentada y realizar más ejercicio, como sería subir las escaleras o estar de pie durante las reuniones”, concluyó James de Lemos.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>