/ Alimentación / La dieta que más beneficia a nuestra microbiota intestinal

La dieta que más beneficia a nuestra microbiota intestinal

Adamed Mujer en 27 abril, 2020 - 5:19 pm en Alimentación

Cada persona alberga una microbiota intestinal completamente única, pero a la vez, fácil y rápidamente modificable según el estilo de vida que llevemos. Puesto que los alimentos desempeñan un rol esencial para su buen funcionamiento y diversidad, ¿cuál es la alimentación que más beneficia a nuestra microbiota intestinal?

Pues de entrada una alimentación variada y equilibrada, basada principalmente en alimentos de origen vegetal (fruta, verduras, cereales integrales, legumbres, setas, frutos secos, semillas…), ajustada en alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos) y limitada en alimentos procesados ricos en sal, grasa y/o azúcares (alimentos procesados y ultraprocesados).

En concreto, los denominados prebióticos y probióticos resultan beneficiosos para nuestra microbiota, de hecho la venta de suplementos de este tipo se ha disparado en Estados Unidos ante la crisis del COVID-19. Pero, los podemos obtener a través de la alimentación:

Alimentos prebióticos: son aquellos alimentos ricos en fibra soluble, que no puede ser digerida a lo largo de nuestro intestino delgado y que llega a nuestro intestino grueso intacta y se convierte en el alimento de un grupo concreto de especies bacterianas beneficiosas para la salud ayudando a su crecimiento y actividad. Son, por ejemplo; el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, las alcachofas, los tomates, el tupinambo, la achicoria, la remolacha, los plátanos, las ciruelas o las manzanas; el salvado, la cebada, el centeno, las legumbres, los frutos secos y también algunas algas.

Alimentos probióticos: según la OMS son los microorganismos vivos que, en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del individuo. Muchos probióticos proceden de bacterias utilizadas tradicionalmente en la fermentación de alimentos, como en los yogures y otras leches fermentadas, kéfir, chucrut, encurtidos, miso, tempeh, kimchi,y algunos quesos… Siempre que no hayan sido esterilizados después de la fermentación.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *