/ Alimentación / ¿Se pierde la vitamina C si no se toma enseguida el zumo de naranja?

¿Se pierde la vitamina C si no se toma enseguida el zumo de naranja?

Adamed Mujer en 23 noviembre, 2017 - 3:14 pm en Alimentación

Las naranjas son, durante el otoño y el verano, los cítricos protagonistas. Ahora es cuando están en su mejor momento tanto de gusto como de precio. Además de que son sabrosas, nos aportan fibras y vitaminas y, de estas últimas, la más conocida es la vitamina C que, entre otras muchas propiedades, ayuda a prevenir los resfriados.

También aportan ácido fólico, calcio o magnesio. En combinación con las vitaminas B-12 y C, el ácido fólico hace que el cuerpo digiera mejor las proteínas y pueda generar otras. De ahí que el sistema se mantenga con las proteínas necesarias cuando se consume zumo de naranja con regularidad, aunque con la debida moderación necesaria en los zumos de fruta naturales.

Elaborar zumos es una de las formas de consumir esta vitamina C. Existe la creencia de que el zumo de naranja casero es poco estable y que sus propiedades se pierden si no se toma recién acabado de exprimir. Lo que ocurre es que el zumo de naranja, con el paso del tiempo, puede hacerse más amargo; pero los cambios se deben más a una cuestión organoléptica, de sabor, que de aportación nutricional.

Además, sólo si el zumo se somete a condiciones extremas, como calentarlo a temperaturas de 120ºC, disminuye de forma considerable dicha vitamina. Pero en condiciones normales, la vitamina C se conserva perfectamente en el zumo hasta 12 horas, según publica la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética en las Recomendaciones de manipulación doméstica de frutas y hortalizas para preservar su valor nutritivo.

También un estudio publicado en la revista Journal of the American Dietetic Association corrobora que la vitamina C tarda mucho más de lo que se cree en desaparecer del zumo. Según los expertos, si se deja el zumo de naranja a temperatura ambiente, la sustancia que se genera, denominada ácido dehidroascórbico, tiene las mismas propiedades que la vitamina C.

Sí es cierto que la vitamina C es sensible al oxígeno y que su concentración disminuye durante esta exposición. La reacción también depende de otros factores como la temperatura y la acidez. En los jugos ácidos, como el de naranja, y a bajas temperaturas, la reacción es, sin embargo, relativamente baja. Por tanto, y así también lo corroboran expertos de la Universidad de Wageningen, Países Bajos, se recomienda beber el zumo a las pocas horas de exprimirlo y mantenerlo refrigerado tanto como sea posible.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *