/ Alimentación / Una dieta varieda que incluya suplementos nutricionales es importante durante la lactancia

Una dieta varieda que incluya suplementos nutricionales es importante durante la lactancia

Adamed Mujer en 19 agosto, 2016 - 2:03 pm en Alimentación

La lactancia materna aporta a los bebés los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo saludable, pero es durante este periodo, cuando las necesidades nutricionales de las madres son considerablemente mayores que durante el embarazo. Unas reservas que, en ocasiones, pueden requerir de necesidades nutricionales especiales, como el aporte de determinados nutrientes o la utilización de suplementos para las mujeres lactantes, según indica el estudio “La importancia de la nutrición materna durante la lactancia, ¿necesitan las madres lactantes suplementos nutricionales”, realizado por el equipo de la doctora Susana Ares, responsable del Área de Neonatología del Hospital Universitario de la Paz de Madrid, y publicado recientemente en Anales de Pediatría.

Según estos expertos, durante la lactancia es necesario que la madre aumente la ingesta de nutrientes, aunque subrayan que a la composición de la leche solo le afectan algunos de ellos. El contenido de hierro, calcio, proteínas o hidratos de carbono en la leche no varía aun cuando la madre ingiera poca cantidad de estos nutrientes a través de su dieta. Sin embargo, una dieta insuficiente sí afecta a las vitaminas hidrosolubles, es decir, aquellas vitaminas que son solubles al agua, como por ejemplo la vitamina C o las vitaminas del grupo B. También afecta la falta de vitamina A y vitamina D, reduciéndose la cantidad de estas vitaminas en la leche que toma el bebé.

“Existen algunas situaciones especiales que afectan de un modo negativo a la cantidad de ciertos micronutrientes en la leche materna y que, por lo tanto, pueden afectar a su calidad. Se trata de madres con desnutrición a las que se aconseja suplementos de hierro, zinc y vitamina C o madres con intolerancia a la lactosa que necesitan aportes de calcio de fuentes distintas de la leche (alimentos ricos en calcio como los boquerones, sardinas, pescados, frutos secos, legumbres y carne)”, asegura la autora del estudio. “Aquellas madres que mantienen cualquier tipo de dieta vegetariana deben comunicárselo a su profesional, ya que solo en la dieta vegana y macrobiótica se requiere la suplementación de la vitamina B12 y esto es debido a que en ellas no se consume nada de proteínas de origen animal”, añade.

Ares insiste en que “la alimentación de la madre que amamanta a su hijo es un tema importante, que deberían conocer todos los profesionales sanitarios en contacto con una madre lactante y su hijo”. La doctora comenta que “sería conveniente incluir recomendaciones a todas las madres lactantes en el informe de alta de la maternidad, aconsejándoles una dieta variada en la que se incluyan todos los alimentos sin excluir ninguno y recomendar el consumo de frutos secos, huevos y grasas vegetales como el aceite de oliva. Además, durante la lactancia habría que evitar dietas que aporten menos de 1.800 calorías al día. Durante la lactancia materna se recomiendan suplementos de hierro a baja dosis y de yodo (200mcg/dia) para asegurar una correcta recuperación post-parto y el aporte de estos minerales al recién nacido”.

Los expertos aseguran que determinados nutrientes son difíciles de alcanzar solo a través de la dieta como por ejemplo el ácido fólico, el yodo, el hierro o la vitamina A e indican que sería interesante tomar alimentos fortificados o suplementos que garanticen que se alcanza el nivel adecuado de estos nutrientes.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *