/ Anticonceptivos / La píldora anticonceptiva aumenta el riesgo de trombosis

La píldora anticonceptiva aumenta el riesgo de trombosis

Adamed Mujer en 17 marzo, 2021 - 10:07 am en Anticonceptivos

Aún se desconoce si la vacunación con Astrazeneca de la COVID-19 tiene que ver con la aparición de 11 casos de trombosis venosa cerebral entre los 17 millones de inmunizados con este fármaco en todo el mundo. La Agencia Europea del Medicamento está estudiando cada caso y determinará si hay una relación de causalidad. Que se encuentre esa causalidad no es el escenario más probable según expertos como el asesor de vacunas de la OMS, Federico Martinón, quien indicaba que “el escenario más habitual con este tipo de alertas es que concluida la investigación se descarta cualquier relación causal con la vacuna, se determina q solo es una coincidencia en el tiempo y se continua normalmente la vacunación”. Pero el experto llamaba a la calma ya que “incluso en el peor escenario, estaríamos hablando de un efecto adverso muy raro, que aconteció con una frecuencia extremadamente baja”.

Aunque se determine esa relación, la incidencia sería muy rara – 0,64 casos por cada 100.000 habitantes hasta el momento – y no tendría por qué significar la retirada del fármaco. “Esa será una decisión de las autoridades sanitarias pero lo lógico es que si hay una causalidad en esta incidencia se determine el perfil de paciente con más riesgo a esta detección y se informe o contraindique en la ficha técnica”, explica Natividad Calvente, directora de Innovación, Formación y Relaciones Institucionales del Consejo General de Farmacéuticos. Calvente explica que, dentro de la farmacovigilancia, cuyo objetivo es evaluar los efectos de los medicamentos, “las reacciones adversas afectan a casi todos los fármacos y es muy habitual que las agencias reguladoras actualicen continuamente las fichas técnicas”.

Algunos fármacos aprobados en el mercado suponen un factor de riesgo para desarrollar trombosis. Es el caso de los anticonceptivos orales, que según una revisión de estudios publicada en Cochrane aumentan hasta 3,5 veces el riesgo de sufrir una trombosis en comparación con mujeres que no toman anticonceptivos. Las trombosis son el efecto adverso grave más común de los anticonceptivos. La doctora de Medicina Interna, Aroa Villoslada, explica que “no hay ningún medicamento que este exento de efectos secundarios, basta con mirar los prospectos de cada uno de ellos para darse cuenta. Además la mayoría de ellos con riesgos muchas veces altos”.

Villoslada también pone el foco en la píldora. “Los anticonceptivos orales, sobre todo aquellos en los que se combinan etinilestradiol, pueden provocar como efecto secundario eventos de trombosis venosa en extremidades inferiores y tromboembolismo pulmonar. Algunos datos sugieren que el rango de eventos Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETEV) se sitúa entre 50-100/ 100.000 mujeres/año”. La doctora de Medicina Interna también destaca que no solo se ha descrito riesgo de sufrir trombos en medicamentos, sino que también se ha detectado mayor riesgo en “pacientes con hábito tabaquico”.

Aunque es cierto que el riesgo de trombosis venosa aumenta cuando se toma la píldora, sigue siendo muy poco probable. Eso sí, en caso de lesiones que obligan a inmovilizar una articulación más de 2 ó 3 días, se debe avisar al médico: no por la compresión de las vendas como tal, sino porque el grado de inmovilización y el riesgo potencial de formar coágulo podrían hacer necesario añadir al tratamiento heparina de bajo peso molecular. “Si se trata de un vendaje de un brazo, por ejemplo, que no impida la movilización, no es necesario dejar el anticonceptivo”, puntualiza el ginecólogo Vicent Carmona. Es decir, el problema no es la compresión de la venda, sino la inmovilización de la zona.

La píldora anticonceptiva combinada lleva dos componentes: un estrógeno y una progesterona. “El componente estrógeno produce un estado de hipercoagulabilidad que el progestágeno modula”, explica Francisca Martínez, jefa de la Unidad de Anticoncepción de la clínica ginecológica Dexeus Mujer, quien añade que el riesgo de tromboembolismo venoso es mayor en el primer año de uso. “La paciente con patología venosa crónica no es candidata a la toma de anticonceptivos combinados. Si existen antecedentes trombóticos, trastornos de la coagulación o patología dependiente de alteración de los factores de coagulación, se debe pautar sólo gestágeno (progesterona)”, afirma la ginecóloga Flor Isabel Maura Tejeda.

Por este motivo, “ante un traumatismo que necesite asistencia médica y que requiera inmovilización y/o aplicación de una férula, independientemente de la gravedad, siempre hay que decirle al médico que está tomando anticonceptivos. Este valorará la necesidad de una profilaxis”, concluye Carlos Ortega Millán, médico de Familia en el Área Sanitaria Norte de Córdoba, en declaraciones a la web Maldita Ciencia.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *