/ Cáncer de mama / Un gen mutado presente en más del 20% de las recurrencias del cáncer de mama alimenta la metástasis

Un gen mutado presente en más del 20% de las recurrencias del cáncer de mama alimenta la metástasis

cancer mama
Adamed Mujer en 25 abril, 2022 - 9:21 am en Cáncer de mama

Un gen mutado que se encuentra en más del 20% de las recurrencias del cáncer de mama puede ayudar a que los tumores se vuelvan más agresivos y promuevan la metástasis, según un par de nuevos estudios llevados a cabo por investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos).

Según sus autores, una gran cantidad de muertes en pacientes con cáncer de mama son el resultado de mutaciones en los genes del receptor de estrógeno. Su estudio proporciona una comprensión más profunda de cómo estas mutaciones contribuyen a la progresión de la enfermedad y también identifica vulnerabilidades potenciales, que esperan que conduzcan al desarrollo de enfoques de tratamiento personalizados.

Alrededor de dos tercios de los tumores de mama expresan genes de receptores de estrógeno. La terapia hormonal puede ser muy eficaz para estos tumores con receptor de estrógeno positivo (ER+), pero en aproximadamente un tercio de los casos, el receptor muta y ya no responde a este tratamiento.

El equipo analizó más de cerca los tumores que albergan el gen del receptor de estrógeno ESR1 con una mutación en uno de varios «puntos calientes» en el código genético. Así, evidenciaron que estas mutaciones de puntos críticos no solo generan resistencia a la terapia hormonal, sino que también promueven la metástasis, lo que ayuda a que las células de cáncer de mama se muevan a otras partes del cuerpo.

Según los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en ‘Cancer Research’, ESR1 es un regulador maestro de varias vías moleculares. Cuando los investigadores tomaron biopsias líquidas de pacientes con ESR1 mutado, encontraron grupos de células tumorales circulando en la sangre. Creen que esta mutación hace que las células tumorales se vuelvan pegajosas, por lo que se agrupan, se transportan por la sangre y se adhieren a los tejidos sanos, promoviendo nuevos tumores o metástasis en otras partes del cuerpo.

Atacar a los macrófagos podría matar el tumor

En el segundo estudio, publicado en ‘Nature Communications’, los investigadores encontraron que los tumores con mutaciones en ESR1 también tenían una alta expresión de las llamadas características basales, que hacen que los cánceres de mama sean agresivos y difíciles de tratar.

Anteriormente, se pensaba que los tumores ER+ eran fríos o impenetrables por las células inmunitarias, lo que significa que no respondían a la inmunoterapia. Pero según los resultados obtenidos, brindan un nuevo objetivo potencial para los pacientes con cáncer de mama mutante ESR1: atacar a los macrófagos podría matar el tumor.

 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *