/ Embarazo / Asocian la transferencias de embriones congelados en FIV a mayor riesgo de hipertensión materna en el embarazo

Asocian la transferencias de embriones congelados en FIV a mayor riesgo de hipertensión materna en el embarazo

Adamed Mujer en 11 julio, 2022 - 8:00 am en Embarazo

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim indica que los embarazos después de la transferencia de embriones congelados (FET) tienen un riesgo sustancialmente mayor de trastornos hipertensivos que los embarazos concebidos naturalmente.

En los últimos años ha aumentado preocupación de que los embarazos derivados de transferencias de embriones congelados en fecundación ‘in vito’ (FIV) puedan aumentar el riesgo materno de trastornos hipertensivos, en particular preeclampsia, complicaciones que pueden tener graves consecuencias para la madre y el feto.

Este estudio es de los más grandes realizados hasta el momento y está basado en datos de registro de la vida real y una comparación de complicaciones maternas en embarazos de hermanos. Los investigadores afirman además que este mismo riesgo elevado – aproximadamente el doble – también se encontró en un análisis de subgrupos de nacimientos de hermanos, que fue diseñado para eliminar el efecto de cualquier factor parental en los resultados.

Los resultados del estudio mostraron que el riesgo de trastornos hipertensivos en el embarazo era casi el doble en los embarazos después de la transferencia de embriones congelados que en los embarazos después de una concepción natural (7,4% frente a 4,3%). Sin embargo, el riesgo de trastornos hipertensivos en los embarazos posteriores a la transferencia de embriones en fresco fue comparable al de los embarazos concebidos naturalmente.

Puede estar asociado con terapias para preparar el útero

Los trastornos hipertensivos en el embarazo comprenden la hipertensión gestacional y la preeclampsia, y las afecciones más raras pero graves de eclampsia y el síndrome de hemólisis, hígado elevado, enzimas y plaquetas bajas.

Algunos estudios recientes han sugerido que el riesgo de trastornos hipertensivos en embarazos FET podría estar asociado con terapias para preparar el útero para la implantación del embrión. Por lo general, se administran en forma de terapia de reemplazo hormonal en lo que se conoce como un ciclo ‘programado’ o ‘artificial’ (en el que no hay un cuerpo lúteo en desarrollo natural que brinde soporte hormonal para el embarazo).

En el análisis del estudio actual, todas las concepciones naturales y los embarazos de transferencia de embriones frescos tenían un cuerpo lúteo, mientras que un subconjunto de los embarazos FET no lo tenían.

Según la opinión de los investigadores, parece posible que algún aspecto inherente del proceso de congelación y descongelación, por ejemplo, cambios epigenéticos, también pueda ser responsable. Aunque consideran que es demasiado pronto para recomendar cambios en las estrategias de tratamiento basados únicamente en este estudio, por lo que se debería explorar más a fondo.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.