/ Embarazo / Científicos concluyen que el gasto energético durante el embarazo es menor del pensado

Científicos concluyen que el gasto energético durante el embarazo es menor del pensado

Adamed Mujer en 5 febrero, 2021 - 9:19 am en Embarazo

La gestación humana supone importantes cambios en la fisiología femenina y en el gasto energético durante el embarazo pero ese desgaste es menor del que se pensaba, según un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) y el Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Se trata de una investigación desarrollada por los grupos de Paleofisiología y Ecología y Paleoecología de Mamíferos del CENIEH, liderados por Ana Mateos y Jesús Rodríguez, con la colaboración del HUBU, que ha publicado la revista American Journal of Human Biology.

Entre sus conclusiones, establece la existencia de una gran variabilidad individual entre las mujeres gestantes en cuanto a los mecanismos fisiológicos que hacen frente a las costosas demandas energéticas de la reproducción. Un estudio reciente demuestra que, pese a las claras diferencias de peso y tejidos corporales entre mujeres embarazadas y no embarazadas, su gasto energético es similar. En esta nueva investigación se diseñó para comparar el gasto energético, la composición corporal y el peso de mujeres en el último trimestre de gestación y los de mujeres no embarazadas.

En las pruebas, desarrolladas en el Laboratorio de BioEnergía y Análisis de Movimiento del CENIEH, han participado setenta y siete voluntarias. El principal resultado de este trabajo muestra que los cambios en la composición corporal durante el último trimestre de gestación podrían ayudar a que una embarazada gaste menos energía que otras mujeres, no embarazadas, con el mismo peso corporal. La coautora del estudio, Olalla Prado, explica que las mujeres gestantes tienen mayores porcentajes de masa grasa, que se considera metabólicamente pasiva, y por tanto, consume menos energía.

Además, tienen menores porcentajes de otros tejidos mucho más activos, como el muscular, por lo que es probable que el embarazo no sea tan costoso como se había propuesto hasta ahora. De ahí deducen que los humanos han logrado reproducirse con éxito y sobrevivir en las más variadas condiciones ambientales y circunstancias sociales y económicas al contar con una proporción mayor de tejido adiposo, en comparación con otros primates. Eso ha permitido hacer frente a demandas energéticas de procesos fisiológicos costosos: ciclo menstrual, gestación y lactancia, en el caso de las mujeres, durante los momentos de escasez de recursos, y poder asegurar el éxito reproductivo de la especie durante nuestra evolución, según Ana Mateos Mateos.

Este estudio se ha realizado en colaboración con el Departamento de Obstetricia del Servicio de Ginecología y Obstetricia del HUBU, cuyas matronas han colaborado para reclutar las mujeres voluntarias e informar a las participantes.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *