/ Embarazo / Dos de cada tres embarazadas consumen paracetamol pero la mayoría lo hacen en las dosis terapéuticas

Dos de cada tres embarazadas consumen paracetamol pero la mayoría lo hacen en las dosis terapéuticas

Adamed Mujer en 4 noviembre, 2020 - 10:32 am en Embarazo

Estudios epidemiológicos apuntan que el 65% de las mujeres embarazadas consumen paracetamol durante su periodo gestacional. Para determinar su consumo, su conocimiento sobre posibles efectos colaterales en el feto, y si la gestante fue informada sobre su uso, se ha diseñado un estudio prospectivo utilizando una encuesta dirigida a las puérperas ingresadas durante un periodo de tres meses, en el que la mayor parte de ellas tenía nivel de estudios universitarios (55,5%). Una investigación que se recoge en una carta científica, publicada en Anales de Pediatría, redactada por dos miembros de los departamentos de Neonatología y Obstetricia del Hospital Universitario La Paz, titulada Consumo de paracetamol durante la gestación.

El documento confirma que el consumo de paracetamol durante la gestación fue del 67,4% entre las encuestadas. La mayoría (99%) consumió la dosis terapéutica (<4g/día) y casi la mitad de ellas (45,7%) durante un mínimo intervalo de tiempo (menos de 3 días). El motivo de prescripción más frecuente fue la cefalea y el consumo de la dosis máxima diaria ≥4g/día se realizó en casos de cefalea (50% de casos), cuadro catarral (33,3%) u odontalgia (16,7%). La distribución del consumo de paracetamol en los diferentes trimestres de embarazo fue similar; 12,5% de gestantes lo consumió durante 2 trimestres y un 21,5% durante todo el embarazo. El texto concluye que “el consumo de paracetamol entre las embarazadas es mayor del reportado en la literatura y la información facilitada a las gestantes sobre los potenciales efectos secundarios o la dosis que se considera segura es insuficiente”.

La Food and Drug Administration (FDA) establece cinco categorías para los fármacos (A, B, C, D, X) en cuanto al nivel de riesgo que poseen sobre el feto. También recoge hasta qué punto la información disponible ha descartado el riesgo fetal, comparándolo con los beneficios potenciales para la madre. El paracetamol se incluye en la categoría B, aquel grupo fármacos sobre los que no existe evidencia de riesgo fetal por lo que su uso se acepta, generalmente, durante el embarazo. La doctora Sara Rubio, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Universitario Infanta Sofía, subraya que “la información de seguridad actualizada en 2020 nos indica que no hay evidencia del uso prenatal de paracetamol y el impacto urogenital o alteraciones del neurodesarrollo del niño expuesto intraútero. Por lo que, la Academia Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud consideran al paracetamol compatible con la gestación y la lactancia materna”.

En cuanto a la posología y administración de este fármaco durante el periodo de gestación, el doctor Alberto Rodríguez Melcón, jefe del Servicio de Obstetricia de Dexeus Mujer, expresa que “el paracetamol es el analgésico y antitérmico de elección en el embarazo. Uno de los fármacos más seguros y su uso está bastante generalizado”. Este especialista en obstetricia de Dexeus Mujer manifiesta que “el paracetamol se utiliza como tratamiento del dolor o para bajar la temperatura en casos de fiebre y debe usarse siempre que exista una indicación y una prescripción por parte de un profesional sanitario”. Asimismo, el doctor comenta que, como bien detalla la carta, “el uso del paracetamol durante el embarazo presenta una asociación con determinados trastornos: asma, hiperactividad, criptorquidia o autismo. Pero, el que exista una asociación no significa que exista una relación directa”. De todos los efectos secundarios, el que parece que puede tener una relación causal más probable, prosigue el jefe del Servicio de Obstetricia de Dexeus Mujer, “es el del cierre precoz del ductus arterioso, un vaso que permite al feto no utilizar la circulación pulmonar durante la vida intrauterina. Su cierre precoz conlleva complicaciones cardíacas al nacimiento. Es una complicación poco probable, pero que puede estar relacionada con el consumo de paracetamol”.

Entre los criterios que deben cumplir los ginecólogos y obstetras en la prescripción de fármacos a las mujeres embarazadas durante su gestación, el doctor Rodríguez Melcón apunta que “los beneficios superen a los riesgos, básicamente. Debemos estar al día de los posibles riesgos fetales que existen con la exposición de las madres a los distintos tratamientos. Hoy en día existen múltiples herramientas online para hacer consultas y estar en posesión de la información más adecuada. Incluso en algunos hospitales, el servicio de Farmacología clínica emite informes sobre los riesgos asociados a la toma de determinados fármacos. Las mujeres deben ser conocedoras de estos riesgos y de la probabilidad de presentar alguna complicación para así poder tomar, desde la información, la decisión más adecuada”, concluye.

 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *