/ Embarazo / El ácido fólico beneficia la capacidad cognitiva y conductual del bebé

El ácido fólico beneficia la capacidad cognitiva y conductual del bebé

Adamed Mujer en 20 diciembre, 2016 - 10:04 am en Embarazo

El ácido fólico antes del embarazo beneficia la capacidad cognitiva del bebé, según una investigación de la Universitat Rovira i Virgili (URV). Cuando una mujer quiere quedarse embarazada, le recomiendan tomar suplementos de ácido fólico para prevenir malformaciones en el sistema nervioso del futuro bebé, unos suplementos que también regulan el metabolismo de la homocisteína. El estudio ha determinado que una alteración metabólica en la madre, asociada a un bajo estado en folatos, afecta negativamente al desarrollo cognitivo del hijo. Además, un nivel moderadamente elevado de homocisteína en una mujer durante los meses previos a quedarse embarazada es perjudicial para el cierre del tubo neural del feto.

Esto quiere decir que el déficit de vitaminas como el ácido fólico y otras del grupo B, que controlan que la homocisteína no se dispare, son causa de malformaciones y alteraciones morfológicas en el sistema nervioso de los futuros bebés, como la espina bífida. El estudio de la URV ha comprobado que un nivel alto de homocisteína durante la preconcepción también afecta al desarrollo funcional de los niños en aspectos relacionados con la capacidad cognitiva y con la conducta. El estudio lo lidera el grupo de investigación en Alimentación, Nutrición, Crecimiento y Salud Mental (NUTRCRSM), del Departamento de Ciencias Médicas Básicas de la URV, y el grupo de investigación Nutrición y Salud Mental (NUTRISAM) del Departamento de Psicología. También ha participado el Departamento de Medicina Clínica del Trinity College de Dublín (Irlanda).

Los resultados recomiendan a las mujeres que quieren quedarse embarazadas tomar ácido fólico en los últimos meses antes de la concepción y hasta finales del primer trimestre del embarazo. El estudio se ha realizado con 71 niños de cuatro meses y 80 niños y niñas de seis años de las comarcas tarraconenses, todos ellos de madres que han tenido el seguimiento de los investigadores desde antes de quedarse embarazadas. También se ha hecho una evaluación de la personalidad y del nivel de ansiedad de la madre antes y después del embarazo. La evaluación psicológica de los niños a los cuatro meses se hizo con las escalas de Bayley de desarrollo infantil, y a los seis años se aplicó la escala de inteligencia de Wechsler (WPPSI).

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *