/ Embarazo / El contacto físico con los recién nacidos mejora su desarrollo cerebral

El contacto físico con los recién nacidos mejora su desarrollo cerebral

Adamed Mujer en 2 agosto, 2017 - 9:00 am en Embarazo

Los recién nacidos experimentan el mundo a través del tacto. Según una nueva investigación, el afecto físico durante el período de desarrollo de un bebé es aún más importante de lo que pensábamos. Cuanto más se abraza a un bebé, más crecerá su cerebro, según un reciente estudio del Nationwide Children’s Hospital en Ohio, publicado en la revista Current Biology. Se incluyeron en la investigación 125 bebés, tanto prematuros como los de embarazo a término completo, y analizaron la forma en que respondían a los afectos físicos.

Los resultados indicaron que los bebés prematuros respondieron menos a esos gestos de cariño que los bebés que no nacieron prematuramente. Lo que también se reveló sin embargo, fue que los bebés que fueron sometidos a más afecto por los padres o el personal del hospital mostraron una respuesta cerebral más fuerte. Estos resultados tienen importantes implicaciones para la atención recibida por los millones de bebés nacidos prematuramente cada año, quienes a menudo deben pasar largos períodos de tiempo en unidades de cuidados intensivos neonatales.

Según la investigadora la Dra. Nathalie Maitre de la Universidad Vanderbilt, esta última revelación nos dice que algo tan simple como el contacto corporal o el balanceo del bebé en los brazos provoca una gran diferencia en cómo se desarrollan los cerebros. “Asegurarse de que los bebés prematuros reciban esos afectos cariñosos y de apoyo como el cuidado piel a piel de los padres es esencial para ayudar a que sus cerebros respondan al tacto suave de manera similar a los de los bebés que experimentaron un embarazo entero dentro del útero de su madre” asegura la experta. “Cuando los padres no pueden hacerlo los hospitales deberían considerar la incorporación de terapeutas ocupacionales y físicos para proporcionar una experiencia táctil cuidadosamente planificada en el entorno hospitalario”, añade.

Sus estudios mostraron que los bebés prematuros tenían más probabilidades que los bebés a término de tener una respuesta cerebral reducida al tacto suave. Otros análisis mostraron que la respuesta cerebral al tacto fue más fuerte cuando los bebés en la UCIN pasaron más tiempo en contacto físico con sus padres o proveedores de atención médica. “Ciertamente esperábamos ver que las experiencias de contacto más positivas en el hospital ayudarían a los bebés a tener una percepción más típica del tacto cuando regresaban a casa”, dice Maitre.

Con base en los nuevos hallazgos, Maitre y sus colegas ahora están diseñando nuevas formas de mejorar las unidades de cuidados intensivos neonatales. También están investigando cómo la respuesta cerebral de un bebé al tacto interactúa con su respuesta cerebral al sonido de la voz de una persona. Para los padres, incluyendo aquellos cuyos niños pequeños deben someterse a procedimientos médicos difíciles, se ha de saber la importancia del contacto físico con los bebés desde el nacimiento.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *