/ Embarazo / El ejercicio durante el embarazo protege a los hijos de la obesidad

El ejercicio durante el embarazo protege a los hijos de la obesidad

Adamed Mujer en 9 abril, 2019 - 12:31 pm en Embarazo

Un nuevo estudio encontró que las crías nacidas de ratones que hacían ejercicio durante el embarazo tenían menos probabilidades de aumentar de peso después de consumir una dieta alta en grasas más adelante en la vida. Aunque estudios anteriores han demostrado que el ejercicio de las hembras obesas beneficia a su descendencia, esta investigación demuestra que sucede lo mismo cuando las hembras no obesas hacen ejercicio.

«Con base en nuestros hallazgos, recomendamos que las mujeres, sean obesas o no, con o sin diabetes, hagan ejercicio regularmente durante el embarazo porque beneficia a la salud metabólica de sus hijos», dice Jun Seok Son, estudiante de doctorado en la Universidad Estatal de Washington, Estados Unidos, que realizó el estudio.

Son presenta sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Americana de Fisiología durante la reunión de Biología Experimental de 2019, que se celebra hasta el martes en Orlando, Florida, Estados Unidos. Los investigadores examinaron la descendencia de ratones que realizaron 60 minutos de ejercicio de intensidad moderada todas las mañanas durante el embarazo. Se utilizó a los descendientes nacidos de ratones que no hicieron ejercicio como grupo de control.

Tejido adiposo marrón más eficiente
Al destete, la descendencia de los ratones en ejercicio mostró niveles elevados de proteínas asociadas con el tejido adiposo marrón en comparación con el grupo de control. Este tipo de tejido convierte la grasa y el azúcar en calor. Los investigadores también observaron temperaturas corporales más altas en el grupo de ejercicio, lo que indica que su tejido adiposo marrón era más eficiente, o tenía una función termogénica más alta, lo que ha demostrado prevenir la obesidad y los problemas metabólicos.

Después del destete, la descendencia siguió una dieta alta en grasas durante ocho semanas. Los roedores en el grupo de ejercicio no solo ganaron menos peso con la dieta alta en grasas, sino que también mostraron menos síntomas de enfermedades metabólicas como la diabetes y la enfermedad del hígado graso.

«Nuestros datos sugieren que la falta de ejercicio en mujeres sanas durante el embarazo puede predisponer a sus hijos a la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas, parcialmente a través de la función termogénica de deterioro», señala Son. Los investigadores planean realizar estudios adicionales para comprender mejor los mecanismos biológicos responsables de la mejora de la salud metabólica en los hijos de las madres que hicieron ejercicio.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *