/ Embarazo / ¿Es perjudicial para el feto el consumo ligero de alcohol en el embarazo?

¿Es perjudicial para el feto el consumo ligero de alcohol en el embarazo?

Adamed Mujer en 13 septiembre, 2017 - 9:58 am en Embarazo

Expertos de todo el mundo están de acuerdo en que el consumo excesivo de alcohol durante el embarazo es alarmantemente peligroso para el feto, y aconsejan que las mujeres no lo consuman mientras están embarazadas. ¿Pero ocurre lo mismo con el ligero consumo de alcohol? Hasta la fecha no hay muchas investigaciones sobre lo poco que una mujer embarazada podría beber sin dañar a su bebé aún no nacido, según un artículo publicado en la revista BMJ Open. Los médicos han advertido que beber alcohol durante el embarazo puede acarrear graves riesgos médicos, como la posibilidad de aborto involuntario, muerte fetal o problemas físicos y de comportamiento en el bebé, conocidos como el síndrome alcohólico fetal.

El año pasado, un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aseguraba que las mujeres deben evitar beber completamente si no están usando anticonceptivos y hay alguna posibilidad de que estén embarazadas. Directrices en el Reino Unido también afirman que si se está embarazada o si una mujer cree que podría quedarse embarazada, el enfoque más seguro es no beber nada de alcohol. Sin embargo, un nuevo documento pide más investigación sobre los efectos de beber de forma ligera en el embarazo con el fin de comprender mejor los riesgos potenciales y encontrar respuestas a las preguntas que muchas madres podrían tener.

Las mujeres a menudo preguntan sobre los niveles seguros de beber durante el embarazo -«¿bebiendo un vaso habría algún problema?» Loubaba Mamluk, investigador asociado senior en epidemiología en la Universidad de Bristol en el Reino Unido y autor del artículo, asegura que «la distinción entre beber muy poco y la abstinencia es de hecho el punto de mayor tensión y confusión para los profesionales de la salud y las mujeres embarazadas«. «Nos sorprendió que este tema tan importante no fuera investigado tan ampliamente como se esperaba», añadió.

El nuevo trabajo incluyó una revisión sistemática y análisis de estudios previos sobre el bajo consumo de alcohol y el embarazo que se publicaron entre 1950 y julio de 2016. Los investigadores examinaron de cerca los estudios que implicaban beber hasta 32 gramos de alcohol por semana, lo que equivale a dos pintas de cerveza o dos vasos de vino, dijo Mamluk. De los miles de estudios, sólo 24 cumplieron con los criterios de revisión de los investigadores. «Estos fueron todos los estudios representativos de mujeres embarazadas o mujeres tratando de concebir que informaron sobre su consumo de alcohol antes de que naciera el bebé», dijo Mamluk.

Los investigadores encontraron que había escasez de pruebas y estudios que demostraran un claro «límite seguro» o  un claro»impacto perjudicial» del consumo ligero de alcohol en un embarazo, escribieron. La literatura científica carece de datos sobre el consumo bajo de alcohol durante el embarazo, pero el nuevo documento hizo un trabajo muy minucioso al tratar de examinar cualquier posible fuente de información. El hecho de que no se encontraran evidencias de riesgos potenciales para la salud asociadas a beber de forma moderada no significa que no haya riesgos en absoluto. Si se conoce que un consumo mayor sí entraña graves riesgos para el feto no hay motivos para no tomar más precauciones de las debidas. Sin embargo estos datos pueden tranquilizar a mujeres que sin saber que estaban embarazadas bebieron algo de alcohol antes de conocer su nuevo estado.

La mayoría de organizaciones de salud recomiendan enérgicamente no beber durante el embarazo e instituciones como la Academia Estadounidense de Pediatría afirma que ninguna cantidad debe considerarse segura. Algunos estudios controvertidos sin embargo han sugerido en el pasado que beber ligeramente podría no ser perjudicial para la salud futura del bebé. Por supuesto, hasta que no se realicen más investigaciones que sean concluyentes los médicos seguirán aconsejando evitar el consumo de alcohol durante el embarazo incluso en pequeñas cantidades.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *