/ Embarazo / Evidencia científica sobre dudas y bulos en el embarazo

Evidencia científica sobre dudas y bulos en el embarazo

Adamed Mujer en 18 enero, 2021 - 12:57 pm en Embarazo

Algunas etapas de la vida son especialmente proclives a que surjan dudas, y una de ellas es el embarazo. A la emoción por la gestación y los cambios en el cuerpo se suma un especial cuidado por la salud de la persona embarazada ya que esos cuidados no solo repercutirán sobre ella, sino también sobre el feto, a la vez que muchos productos, alimentos o medicamentos deben evitarse porque pueden causar daños en éste. Esto da pie a muchas recomendaciones sin evidencias, algunas limitaciones y algunos miedos sin fundamento.

No hay posturas sexuales especialmente propicias para quedarse embarazada

  • Existe una creencia de que determinadas posturas a la hora de mantener relaciones sexuales, o adoptándolas justo después, aumentan las probabilidades de que se produzca la fecundación. Según las evidencias científicas disponibles, no es así.

¿Comer piña puede ayudar a que se produzca el embarazo?

  • Es una duda bastante frecuente: ¿es cierto que comer piña puede mejorar las condiciones de fecundidad de la mujer de cara a un posible embarazo? En principio, no hay evidencias científicas que lo sostengan, fuera de los potenciales beneficios que la piña, como alimento saludable, puede aportar a nuestra salud. “La respuesta corta a esta pregunta es no, por lo menos, que sepamos”, afirma Rita Vassena, directora científica de la clínica de reproducción asistida Eugin, en Barcelona. “Actualmente, no hay ningún estudio que demuestre que comer piña favorezca el embarazo”, añade. La idea de que el cítrico pudiese ser un posible aliado en este cometido encuentra sus supuestos argumentos en algunos de sus componentes: la bromelina, la vitamina C y el beta-caroteno.

¿Cuál es la mejor postura para dormir durante el embarazo?

  • Si has estado embarazada quizás lo hayas oído alguna vez: es mejor dormir hacia el costado izquierdo. ¿Pero es verdad? La respuesta corta es que algunos expertos y literatura científica dicen que sí pero sólo en tercer trimestre del embarazo y otros mantienen que no importa la postura a la hora de dormir.

No, el cupping no está respaldado por la ciencia ni es recomendable para embarazadas

  • Esta duda surgió a partir de un programa de televisión que recomendaba esta pseudoterapia para “mitigar algunas molestias del embarazo”, pero lo cierto es que se trata de una técnica con muy poca evidencia a su favor, y la que tiene es de una calidad científica muy baja. El cupping, o ventosaterapia, es una técnica pseudoterapéutica en la que se colocan pequeños recipientes de cristal sobre la piel y se hace el vacío en su interior para que hagan succión, en teoría para favorecer la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas. Es habitual que como resultado cause hematomas en la piel que normalmente no revisten gravedad. Distintos estudios han analizado la eficacia del cupping para tratamientos de distintos dolores (este para la osteoartritis de rodilla, este para el dolor de cuello, este sobre la salud en general). En general, los resultados muestran un efecto positivo pero advierten de la baja calidad de las evidencias disponibles. Este hizo una revisión de estudios previos sobre su eficacia, pero sus autores reconocían que la mayoría de ellos presentaban un alto riesgo de sesgos interfiriendo con sus resultados.

Por qué no es recomendable llevar esmalte semipermanente en las uñas cuando estás cerca de dar a luz

  • Nos preguntasteis si es recomendable evitar las uñas semipermanentes cuando se está cerca de dar a luz. La respuesta es sí, ya que podrían dificultar la medición de la saturación de oxígeno en sangre y complicar la labor de los sanitarios. Pablo Tobías, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario Infanta Cristina, explica que las uñas pintadas “pueden ser un problema de cara al parto por no poder leer claramente con un pulsioxímetro la saturación de oxígeno, que se coloca en la punta del dedo”.

Teñirse el pelo durante el embarazo parece seguro para el bebé, pero todavía hay pocas evidencias sobre ello así que se recomienda un uso prudente

  • Existen estudios que sugieren una posible relación negativa entre estos productos y la salud del bebé. Sin embargo, las investigaciones se han realizado en ratones, utilizando una cantidad de producto mucho mayor que la que se utiliza para teñir el pelo y de manera continua, no como los tratamientos de color de este tipo que usa una mujer. Además, la proporción del producto que llega a la piel es muy pequeña (y menor aún la que logra absorberse) por lo que, en caso de que parte de este llegara a la placenta, la cantidad sería mínima. Teniendo en cuenta todas estas variables, ¿podemos concluir que teñirse durante el embarazo o los meses previos a este puede ser perjudicial para el futuro bebé? La respuesta la da Rita Vassena, ginecóloga en Eugin: “En principio, no. No hay estudios sustanciales que demuestren que utilizar estos productos pueda ser perjudicial para la fertilidad de la madre ni para la salud de su hijo”. Hermosa, por otro lado, recuerda que los tintes que se emplean en la actualidad tienen una escasa tasa de absorción cutánea y, en dosis tan bajas, carecen de efectos tóxicos. “Por tanto, y en principio, parece que su uso durante el embarazo y los meses previos es seguro”, añade. Sin embargo, como explica Ángela Hermosa, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología para sacar conclusiones sólidas sería necesario llevar a cabo un ensayo clínico. “Para ello, tiene que aprobarlo un comité ético y, a día de hoy, no se considera ético realizar ensayos clínicos en mujeres embarazadas, de ahí la falta de información”, aclara la experta.

Las embarazadas pueden comer queso no pasteurizado si se ha frito previamente siempre que toda la porción alcance los 75 grados

  • Durante el embarazo toca cuidar mucho lo que se come y prescindir de algunos alimentos. Las recomendaciones médicas recogidas en un artículo de la Clínica Mayo incluyen evitar mariscos y pescados susceptibles de portar más cantidad de mercurio (también crudos o semicrudos); la carne, aves y huevos mal cocinados; las frutas y verduras sin lavar; el alcohol; el té a base de hierbas; la cafeína… y también los alimentos no pasteurizados. “Efectivamente, igual que pasa con otros productos como las carnes crudas curadas, deben tratarse como alimentos crudos y no deben comerse sin cocinarlos, pero sí se puede si se alcanzan los 75ºC en todo el producto”, adelanta Beatriz Robles, dietista-nutricionista y tecnóloga de los alimentos.

Malditas estrías: por qué surgen y cómo tratarlas

  • Aunque no son especialmente molestas, más allá de su impacto estético, las estrías son uno de los síntomas del embarazo que más mujeres intentan reducir o evitar. Sin embargo, no siempre es posible. Las expertas que hemos consultado coinciden en que es muy difícil impedir su aparición, más allá de evitar los cambios de peso o volumen muy bruscos (algo que en los embarazos es imposible de evitar) y mantener la piel bien hidratada, “aunque eso no evitará que aparezcan si existe una predisposición para ello”, recalca Inés Escandell, dermatóloga del equipo Dermotheque.

Usar gel hidroalcohólico durante el embarazo no es un riesgo para el feto

  • “No hay absolutamente ningún riesgo en el uso de geles hidroalcohólicos por embarazadas”, confirma María Celeiro, química experta en sustancias potencialmente peligrosas en cosméticos. “Es un producto que nos aplicamos sobre las manos y que se evapora rápidamente, por lo que la absorción por la piel es nula”, afirma.

 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *