/ Embarazo / Fumar durante el embarazo duplica el riesgo de muerte súbita del bebé

Fumar durante el embarazo duplica el riesgo de muerte súbita del bebé

Adamed Mujer en 14 marzo, 2019 - 8:24 pm en Embarazo

Fumar antes y durante el embarazo aumenta el riesgo de que un bebé fallezca repentina e inesperadamente antes de su primer año de vida. Son las conclusiones de un estudio publicado en «Pediatrics», fruto de la colaboración entre de una el Instituto de Investigación Infantil de Seattle (EE.UU.) y los analistas de datos de Microsoft, que sostiene que cualquier cantidad de tabaco durante el embarazo, incluso un solo cigarrillo al día, duplica el riesgo de que un bebé muera de muerte súbita inesperada. Y, para las mujeres que fumaron un promedio de 1 a 20 cigarrillos por día, las probabilidades aumentaron en 0,07 con cada cigarrillo adicional fumado.

«Con esta información, los médicos tienen ya una evidencia científica para recomendar a las mujeres embarazadas sobre sus hábitos de fumar» asegura Tatiana Anderson, investigadora autora principal del estudio. «Al igual que en las campañas de salud pública diseñadas para educar a los padres sobre la importancia de la posición a la hora de dormir del bebé, que ha llevado a una disminución del 50% en las tasas de síndrome de muerte súbita del lactante, esperamos que asesorar a las mujeres sobre este riesgo haga que haya menos muertes súbitas».

Los investigadores estiman que si no se fumara durante la gestación se podrían prevenir 800 de las aproximadamente 3.700 muertes por muerte súbita inesperada cada año en EE. UU., reduciendo las tasas actuales en un 22%.

Para comprender mejor cómo el hábito de fumar contribuyó al riesgo de muerte súbita inesperada, los investigadores utilizaron técnicas de informáticas para analizar los hábitos maternos de fumar en todos los nacimientos vivos que se produjeron en EE. UU. entre 2007 a 2011.

De los cerca de 20 millones de nacidos vivos incluidos en su análisis, más de 19.000 muertes fueron atribuidas a muerte súbita inesperada con la causa específica de muerte por síndrome de muerte súbita del lactante, causa desconocida y mal definida, o asfixia y estrangulación accidental en la cama.

Más allá del consumo general de cigarrillos, los investigadores también observaron cómo fumar antes del embarazo y cómo reducir o dejar de fumar durante el embarazo afectaba el riesgo de muerte súbita inesperada.

En comparación con la mitad de las fumadoras embarazadas que no redujeron su hábito de fumar durante el embarazo, aquellas que sí lo hicieron en el tercer trimestre vieron una disminución del 12% en el riesgo de muerte súbita inesperada. Dejar de fumar se asoció con una reducción del 23%.

Su análisis también mostró que las madres que fumaban tres meses antes del embarazo y dejaban de fumar en el primer trimestre todavía tenían un mayor riesgo de muerte súbita inesperada en comparación con las no fumadoras.

Anderson afirma que los datos de este estudio respaldan los esfuerzos en salud pública dirigidos a alentar a las mujeres a que dejen de fumar antes del embarazo. «Lo más importante es que las mujeres entiendan que dejar de fumar antes y durante el embarazo, en gran medida, produce una mayor reducción en el riesgo de muerte súbita inesperada. Para las mujeres embarazadas que no pueden dejar de fumar por completo, cada cigarrillo que puedan eliminar disminuirá las probabilidades de que su hijo muera de forma repentina e inesperada por muerte súbita inesperada».

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *