/ Embarazo / Fumar durante el embarazo multiplica el riesgo de TDAH en el bebé

Fumar durante el embarazo multiplica el riesgo de TDAH en el bebé

Adamed Mujer en 28 febrero, 2019 - 12:38 pm en Embarazo

Fumar durante el embarazo multiplica el riesgo de que el bebé pueda desarrollar un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Concretamente, cuanto más altos son los niveles de cotinina, un biomarcador presente ante la exposición a la nicotina, en la sangre de la madre durante el embarazo, mayor es el riesgo del niño de desarrollarlo, según ha demostrado un estudio epidemiológico realizado por el Centro de Investigación de Psiquiatría Infantil en la Universidad de Turku en Finlandia.

A nivel mundial, es el primer estudio en el que demuestra la relación entre la exposición del feto a la nicotina y el diagnóstico de TDAH mediante la medición de los niveles de cotinina en muestras de suero materno embarazadas.

A pesar de sus efectos negativos probados en el desarrollo fetal, fumar durante el embarazo sigue siendo un problema importante de salud pública. Durante 2017, aproximadamente el 12,5 por ciento de todas las mujeres embarazadas en Finlandia fumaron en algún momento del embarazo y el 7 por ciento fumó durante todo su embarazo.

«La exposición al tabaquismo materno se asocia con varios resultados perinatales adversos. En varios estudios se ha demostrado una asociación entre tabaquismo materno y TDAH. Sin embargo, se ha cuestionado que la causalidad de la asociación se debe principalmente a la confusión familiar», ha señalado el profesor adjunto, Roshan Chudal, del Centro de Investigación de Psiquiatría Infantil de la Universidad de Turku.

«Todos los estudios anteriores sobre el tema se basaron en un informes del hábito de fumar realizados por las embarazadas y que se ha demostrado que subestiman las tasas reales de tabaquismo. La divulgación de tabaquismo es aún más baja entre las fumadoras embarazadas», ha señalado Chudal.

Exposición a la nicotina
Esto incluye el tabaquismo activo, así como la exposición a la nicotina de otras fuentes, como la terapia de reemplazo de nicotina o el tabaquismo pasivo. Al medir los niveles de cotinina a partir de muestras de suero materno recolectadas durante el embarazo, este estudio investigó la asociación entre la exposición a la nicotina durante el embarazo y el TDAH de la descendencia.

Este estudio incluyó 1.079 casos de TDAH y un número igual de controles de bebés nacidos entre 1998 y 1999. Los niveles de cotinina materna se midieron a partir de muestras de suero materno recolectadas durante el primer y segundo trimestre del embarazo y se archivaron en el biobanco nacional. La fuerza de la investigación es la disponibilidad de información valiosa del biobanco de cohorte de maternidad finlandesa (FMC).

«En este primer estudio a nivel nacional que usa niveles de cotinina materna, informamos una fuerte asociación entre la exposición prenatal a la nicotina y el TDAH de los hijos», ha añadido el profesor Andre Sourander, líder del grupo de investigación del Centro de Investigación para la Psiquiatría Infantil.

«Dada la alta prevalencia de tabaquismo durante el embarazo y el TDAH entre los niños, estos hallazgos justifican estudios futuros sobre la interacción entre el tabaquismo materno y los factores ambientales, genéticos y epigenéticos», concluye el profesor Sourander.

1 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentarios
  • $ s

    La verdad es que el tabaco causa estragos en todos los aspectos. La madre de un amigo fumaba en su embarazo, y en la actualidad tiene problemas de bronquitis crónica.
    Aunque los cigarrillos electrónicos también son malos, no se si se han realizado estudios que demuestren que perjudiquen al feto.

    Responder