/ Embarazo / La importancia del ácido fólico antes y durante el embarazo

La importancia del ácido fólico antes y durante el embarazo

Adamed Mujer en 27 mayo, 2022 - 9:21 am en Embarazo

Un reciente artículo sobre políticas de salud dirigido por investigadores del Centro para la Prevención de la Espina Bífida de Emory, publicado en  ‘The Lancet Global Health’, plantea la urgencia pedir a la Asamblea Mundial de la Salud que tome medidas inmediatas y apruebe una resolución para hacer obligatorio el refuerzo con ácido fólico de los alimentos básicos comunes, con el fin de prevenir la espina bífida y la anencefalia. 

Según los autores del artículo, solo una cuarta parte de todos los casos prevenibles de estas patologías en todo el mundo se evitan actualmente mediante la fortificación de alimentos.  

La ingesta materna de ácido fólico antes y durante el embarazo es la forma más eficaz de prevenir la espina bífida y la anencefalia en los bebés, dos trastornos globales del tubo neural que son graves e incapacitantes.  

Actualmente, solo alrededor de 60 países han optado por hacer obligatoria la fortificación de alimentos básicos como la harina de trigo, la harina de maíz o el arroz. 

¿Qué función tiene el ácido fólico en el embarazo? 

El ácido fólico, conocida también como vitamina B9, es fundamental para el buen funcionamiento del organismo durante el embarazo y está implicado en la prevención de los defectos en el tubo neural, que es la estructura que se convertirá en el futuro cerebro y médula espinal del recién nacido, el origen de lo que llamamos el sistema nervioso central. 

Por esta razón, numerosos estudios, como el realizado por la Universidad de Calgary (Canadá), que demuestran lo importante que es tomar suplementos de ácido fólico no solo durante el embarazo, sino previamente, para tener reservas. 

Para la madre, el ácido fólico también es eficaz en la prevención de problemas como abortos prematuros, desprendimiento prematuro de placenta, preeclampsia o cardiopatías congénitas. 

¿Cuándo empezar a tomarlo? 

La Asociación Española de Pediatría indica que los requerimientos de esta vitamina aumentan considerablemente durante las primeras etapas del embarazo, por lo que es recomendable iniciar la suplementación diaria con ácido fólico desde 4 semanas antes de la concepción hasta los 3 primeros meses de gestación. 

La cantidad recomendada de ingesta de ácido fólico debería situarse entre los 400 y los 800 microgramos diarios, algo que no es fácil de ingerir sólo a través de los alimentos, de ahí la más que posible suplementación durante este periodo.  

Alimentos que lo contienen 

Una dieta equilibrada es esencial para conseguir un correcto aporte de ácido fólico, aunque en determinados casos puede ser necesario incluir suplementos vitamínicos para llegar al requerimiento idóneo. Entre los alimentos que más vitamina B9 aportarían a nuestro organismo se encuentran: 

  • Hojas y verduras verdes: col rizada, brócoli, espárragos, rúcula, espinacas, lechuga, berros, acelgas, perejil, brócoli, coles de Bruselas y alcachofas, son algunos de los alimentos de este tipo que más ácido fólico contienen. 
  • Legumbres: garbanzos, soja y guisantes. 
  • Frutas frescas: naranja, aguacate, mango, plátano, piña y melón. 
  • Frutos secos: almendras, castañas, nueces, cacahuetes y avellanas. 
  • Cereales integrales: los cereales en su versión integral poseen, en su mayoría, ácido fólico, como es el caso de la avena o el arroz. 

En cualquier caso, lo ideal es consultar con tu médico especialista para que te asesore acerca de la ingesta diaria de ácido fólico que necesitas y la posible suplementación, si fuese necesaria. 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.