/ Embarazo / La obesidad materna se vincula a un mayor riesgo de malformaciones congénitas

La obesidad materna se vincula a un mayor riesgo de malformaciones congénitas

Adamed Mujer en 25 julio, 2017 - 4:00 pm en Embarazo

Incluso entre mujeres embarazadas con obesidad, un mayor peso conlleva más riesgo de tener descendencia con malformaciones congénitas importantes, señala un estudio sueco. Por mucho tiempo se ha vinculado la obesidad a un incremento en el riesgo de complicaciones en el embarazo, para las madres y sus lactantes. En el presente estudio se analizaron datos de 1,2 millones de nacimientos en Suecia, y se observó que las probabilidades de problemas como malformaciones cardíacas, malformaciones del sistema nervioso, y deformidades de las extremidades, aumentan junto con la gravedad de la obesidad de las madres al inicio del embarazo.

Para las mujeres con peso normal, el riesgo de malformaciones congénitas graves fue de 3,4%, según reveló el estudio. En las madres con obesidad, el riesgo osciló entre 3,8% y 4,7%, aumentando a medida que las mujeres tenían más exceso de peso, informaron los investigadores en The BMJ. “El periodo sensible del desarrollo de órganos fetales se da en las primeras ocho semanas del embarazo, siendo precisamente en esta etapa cuando el índice de masa corporal (IMC) puede producir un efecto negativo“, expresó la autora principal del estudio, Dra. Martina Persson, del Instituto Karolinska.

“Esto significa que es importante tratar de obtener un peso corporal lo más cercano posible a lo normal antes de la fecundación“, señaló la Dra. Persson. Para evaluar las relaciones de los grados de obesidad materna, así como las probabilidades de malformaciones congénitas, los investigadores examinaron registros de nacimientos únicos en toda Suecia, entre los años 2001 y 2014. Agruparon a las mujeres con base en el índice de masa corporal en la fecha de su primera consulta prenatal. Las mujeres con peso subnormal tenían un índice de masa corporal de menos de 18,5, las madres con peso normal, un índice de 18,5 a 24,9, y las personas con sobrepeso, un índice de masa corporal de 25 a 29,9.

Las malformaciones cardiacas fueron las más frecuentes, seguidas de los defectos de los órganos genitales, las extremidades, el sistema urinario, el aparato digestivo, y el sistema nervioso. El riesgo general de malformaciones congénitas graves fue de 4,1% para los niños, y 2,8% para las niñas. Después de considerar otros factores que pueden influir en las probabilidades de malformaciones congénitas, como edad de la madre, estado conyugal, formación educativa, país de nacimiento, y antecedente de tabaquismo, los investigadores observaron que las mujeres con obesidad más grave en el estudio presentaron 37% mayor probabilidad de tener lactantes con malformaciones congénitas, en comparación con las madres con peso normal. Aunque el número más extenso de malformaciones afectó al corazón, el máximo incremento en el riesgo vinculado a la obesidad fue para los problemas del sistema nervioso. En comparación con las madres con peso normal, el riesgo de malformaciones del sistema nervioso aumentó 44% a 88% conforme se incrementó la gravedad de la obesidad.

Si bien el estudio no demostró por qué la obesidad más grave representó mayor riesgo de malformaciones congénitas, es posible que los problemas de salud relacionados con el exceso de peso, tales como aumento de la inflamación, metabolismo anormal, mayor sensibilidad a la hormona insulina, y alteración de la función vascular, pudieran desempeñar algún papel de importancia, manifestó la Dra. Persson.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *