/ Embarazo / Los antojos en el embarazo afectan a la descendencia

Los antojos en el embarazo afectan a la descendencia

Adamed Mujer en 6 abril, 2022 - 9:01 am en Embarazo

Muchas personas han sentido la repentina e incontrolable necesidad de comer un determinado alimento. Estos impulsos, conocidos como antojos, son muy comunes, principalmente durante el embarazo.

Una investigación realizada en hembras de ratón muestra que la gestación induce una reorganización de los circuitos neuronales relacionados con la motivación y el deseo que impulsan a comer productos dulces y calóricos.

El estudio, publicado por la revista Nature Metabolism, llevada a cabo por Marc Claret y Roberta Haddad-Tóvolli del Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer (IDIBAPS), afirma que el cerebro de las hembras de ratón experimenta cambios en las conexiones funcionales de los circuitos de recompensa, así como de los centros gustativos y sensoriomotores. Además, al igual que las mujeres embarazadas, las hembras de ratón son más sensibles a los dulces y desarrollan conductas de ingesta compulsiva de alimentos calóricos.

Los niveles de dopamina, así como la actividad de su receptor D2R, aumentaban en el núcleo accumbens una región cerebral implicada en el circuito de recompensa.

Los antojos en el embarazo afectan a la descendencia

Además, el estudio demuestra que los antojos persistentes tienen consecuencias para la descendencia. En concreto, afectan a su metabolismo, así como al desarrollo de los circuitos neuronales que regulan la ingesta de alimentos, lo que conlleva un aumento del peso corporal, la ansiedad y los trastornos alimentarios. Según los investigadores, estos resultados son sorprendentes, ya que la mayoría de los estudios se centran en analizar cómo los hábitos permanentes de la madre, como la obesidad, la desnutrición o el estrés crónico, afectan a la salud del bebé. Sin embargo, nuestro trabajo indica que basta con conductas cortas, pero recurrentes como los antojos, para aumentar la vulnerabilidad psicológica y metabólica de la descendencia.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *