/ Embarazo / Posturas para dormir bien durante el embarazo

Posturas para dormir bien durante el embarazo

dormir-embarazada
Adamed Mujer en 2 septiembre, 2015 - 2:14 pm en Embarazo

Dormir bien durante el embarazo puede ser un reto para muchas mujeres. Los dolores lumbares, la acidez, los movimientos del bebé y el tamaño de la tripa son algunas de las causas que provocan que la mayoría de las gestantes sufran trastornos del sueño durante el embarazo. Para conseguir dormir mejor es recomendable adoptar posturas que favorezcan el sueño y usar la almohada como aliada con el fin de reducir las molestias.

Los especialistas señalan que cada etapa del embarazo tiene una postura para dormir apropiada; en ocasiones, hay posiciones que pueden perjudicar a la mujer o al feto, según en qué momento de la gestación se encuentre la futura madre.

  • Dormir boca abajo: esta postura no implica ningún riesgo para la mamá ni para el bebé. Pero puede resultar bastante incómoda para la mujer cuando su embarazo está ya avanzado; por eso es probable que ella misma decida, de forma natural, adoptar otra posición.
  • Dormir boca arriba: esta posición tampoco está contraindicada en la gestación, pero es recomendable evitarla durante el último periodo del embarazo, para evitar que todo el peso del útero recaiga sobre la vena cava inferior, que es la que transporta la sangre desde las extremidades inferiores al corazón. Si se comprime esta vena con frecuencia, la mujer puede experimentar mareos, problemas respiratorios y digestivos y desarrollar lo que se denomina síndrome de hipotensión supina.
  • Dormir de lado: esta postura mantiene el útero alejado de la vena cava inferior y facilita la circulación de la sangre; por tanto, es la más recomendable para las gestantes. Los especialistas aconsejan, además, dormir sobre el costado izquierdo porque así se evita, también, que el peso del útero recaiga sobre el hígado.

A medida que avanza el embarazo, el incremento del peso del útero suele provocar dolores en la espalda y la pelvis de la futura mamá. Se puede recurrir a las almohadas para hacer que el sueño de la embarazada sea aún más reparador. Si se opta por una almohada normal se ha de colocar entre las piernas (con las rodillas dobladas), debajo de la barriga para soportar el peso; o detrás, en la espalda, para que actúe como soporte. También se recomienda acostarse con unas almohadas bajo los tobillos para mejorar la circulación y aliviar la hinchazón de piernas y pies.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *