/ Embarazo / ¿Qué efecto tiene el embarazo en la salud capilar?

¿Qué efecto tiene el embarazo en la salud capilar?

Adamed Mujer en 3 marzo, 2017 - 9:55 am en Embarazo

Diariamente se pierden cerca de 100 cabellos. Una caída que es habitual en condiciones normales pero que puede variar cuando se producen cambios hormonales. Y el embarazo es una de esas alteraciones que sufren las mujeres y desajustan numerosos procesos corporales. Según una clínica especializada en la salud capilar, durante la gestación, el exceso de estrógenos hace que se detenga la caída del pelo pero después de los nueve meses, cuando las hormonas vuelven a estabilizarse y, debido, también al estrés acumulado en este periodo, se produce la pérdida de todo el cabello que debió haberse caído durante el embarazo.

En la gestación se descompensa la fase telógena del ciclo de crecimiento del cabello y en la que, en situaciones normales, se produce el reposo del folículo piloso y la caída del pelo. Es debido a los altos niveles de hormonas femeninas propios del embarazo, de forma que todo el pelo que debería caerse durante estos nueve meses no se cae y, así, aumenta la densidad del pelo ya que predomina la fase de crecimiento. Por ello, durante el embarazo, el pelo luce más brillante y abundante, con un mayor volumen. Tras el parto, al disminuir los estrógenos, todos los cabellos entran en la etapa telógena al mismo tiempo y a los tres meses, aproximadamente, que es lo que dura esta fase, entran en el periodo de desprendimiento del bulbo piloso y se produce la caída capilar. Posteriormente, serán sustituidos por nuevos cabellos, volviendo a la situación previa al embarazo.

Esta caída repentina del pelo recibe el nombre de efluvio telógeno posparto que no todas las mujeres sufren o no lo padecen al mismo nivel y hay que tener en cuenta que se trata de una caída temporal que suele durar entre tres y seis meses. Pasado este tiempo, el desorden tiende a regularizarse y la caída capilar se estabiliza a no ser que existan patologías previas al embarazo como la alopecia androgenética femenina. A pesar de que los cambios hormonales son inevitables, hay algunos métodos para que el pelo luzca sano durante y después del embarazo. Se recomienda seguir una dieta equilibrada con una fuerte presencia de frutas y verduras, no dañar el pelo con productos de alto contenido químico, así como acudir a un especialista en cuanto se aprecie una caída abundante o debilitamiento del cabello.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *