/ Embarazo / ¿Qué es la preeclampsia y por qué es importante su control?

¿Qué es la preeclampsia y por qué es importante su control?

Adamed Mujer en 16 septiembre, 2022 - 8:05 am en Embarazo

Un estudio de la Facultad de Medicina de Chicago ha demostrado recientemente que las mujeres de la generación Z (las nacidas entre 1996 y 2004) tienen aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar presión arterial alta durante el embarazo que las mujeres de la generación del baby boom (las nacidas entre 1951 y 1959).  

Por lo general, las probabilidades de desarrollar presión arterial alta durante el embarazo aumentan con la edad de la madre, pero después de tener en cuenta la edad, los investigadores descubrieron que existe una disminución generacional de la salud cardiaca. Esto incluye afecciones como la preeclampsia y la hipertensión gestacional. 

La preclampsia es una enfermedad que puede aparecer a partir de la semana 20 de gestación asociada a una pérdida de proteínas por la orina, y es una de las principales causas de complicaciones tanto para la embarazada como para el recién nacido.  

Es una afección propia del embarazo y una de las principales causas de complicaciones para la madre y para el recién nacido. Se caracteriza por la elevación de la tensión arterial de la madre y, actualmente, afecta a entre el 8% al 12% de los embarazos. En general, la presión recupera los valores normales tras el parto. 

Factores de riesgo 

Según MedlinePlus, perteneciente a la Biblioteca Nacional del Medicina de Estados Unidos, los factores de riesgo asociados a esta enfermedad serían ser: 

  • Ser madre primeriza. 
  • Ser mayor a 35 años. 
  • Antecedentes de preeclampsia en un embarazo previo. 
  • Embarazo múltiple. 
  • Antecedentes familiares de preeclampsia. 
  • Sufrir obesidad. 
  • Ser fumadora. 
  • Sufrir estrés. 
  • Antecedentes de diabetes, presión arterial alta o enfermedad renal. 
  • Antecedentes de enfermedad tiroidea. 

Existen estudios que han demostrado que el origen étnico está relacionado con una mayor incidencia de esta patología. El artículo “Raza negra como factor de riesgo independiente para preeclampsia” muestra que las gestantes de raza negra tuvieron 2,3 veces mayor riesgo de desarrollar preeclampsia en comparación con las gestantes de otras razas, por lo que debe tenerse en cuenta en la vigilancia prenatal.  

Un grupo de investigadores descubrió recientemente un biomarcador asociado al riesgo de desarrollar preeclampsia. Consiste en una molécula de ARN (ácido ribonucleico) presente en el plasma sanguíneo de la madre durante las primeras semanas de embarazo. Este avance ofrece una oportunidad para la detección temprana de esta enfermedad. 

¿Qué consecuencias puede tener?  

Cuanto más precoz sea la aparición de la preeclampsia, los riesgos para la madre y el bebé aumentan. En la mayoría de los casos, esta patología aparece en las últimas semanas del embarazo, por lo que, con un adecuado control del profesional médico, no deberían surgir riesgos importantes para ambos. 

Si se produce una preeclampsia severa (considerada una tensión arterial mayor de 160/110), ésta puede afectar a órganos importantes de la mujer gestante y producirse alteraciones en la placenta. Esto podría conllevar riesgos importantes tanto para la salud de la madre y como del bebé, llegando incluso a comprometer sus vidas. 

Los riesgos a los que se enfrenta la madre con preeclampsia severa son hemorragia cerebral, edema pulmonar, desprendimiento de retina o alteraciones de la coagulación sanguínea, entre otros. Los riesgos para el bebé son el aumento de prematuridad, el crecimiento intrauterino retardado o, incluso, lesiones neurológicas.   

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.