/ Destacados-2 / Riesgos de quedarse embarazada a partir de los 40 años

Riesgos de quedarse embarazada a partir de los 40 años

embarazo
Adamed Mujer en 6 junio, 2015 - 11:37 am en Destacados-2, Embarazo

Las probabilidades de quedar embarazada son mucho menores en la actualidad, de lo que lo eran hace algunos años pero la vida moderna hace que muchas mujeres pospongan esta decisión hasta bien entrada la treintena o rozando la cuarentena. Después de los 45, dicen los expertos, es muy difícil quedar embarazada utilizando tus propios óvulos por lo que las futuras madres han de someterse a costosos tratamientos de fertilidad o utilizar óvulos ajenos. El embarazo tiene ventajas y desventajas a cualquier edad.

Entre las ventajas de esperarse a ser madre está la mayor seguridad económica de los futuros progenitores. También el hecho de que por lo general las madres de más edad han cursado más estudios que las mamás jóvenes y toman decisiones más inteligentes como madres. Según un estudio reciente publicado en la Revista de Asociación Dietética Estadounidense, se encuentran en mejores condiciones para tomar decisiones más saludables en torno a la alimentación.

Sin embargo, existen algunos riesgos de más relacionados con el embarazo pasados los 40. Es importante incrementar los cuidados y estar siempre bajo control médico por un mayor riesgo de aborto espontáneo: un 24.6% en la franja de edad que va de los 35 hasta los 39 años, más de un 51% entre los 40 a los 44 años y, a partir de esa edad, el riesgo de un aborto espontáneo se eleva hasta  el 93%. Aumenta el riesgo de anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down, del feto. En mujeres de 40 a 42 años el riesgo aumenta hasta 1 entre 105.

Pueden acarrear, además, otros problemas con la hipertensión arterial, la posibilidad de tener un parto prematuro -con la posible muerte del bebé o de dejarle secuelas- o de generar diabetes gestacional. En los casos de maternidad a una edad avanzada, la segunda etapa del parto suele prolongarse más de lo debido y el parte suele estar asistido por instrumental, tal como ventosas o fórceps.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *