/ Embarazo / Siete consejos para prevenir la diabetes gestacional

Siete consejos para prevenir la diabetes gestacional

Adamed Mujer en 29 diciembre, 2015 - 9:13 am en Embarazo

Cerca de un 10% de las mujeres embarazadas sufren diabetes gestacional, una alteración en el metabolismo de la glucosa en el embarazo, que provoca un bloqueo en la función de la insulina, responsable de mantener los niveles de glucosa estables en sangre, y que suele aparecer entre las semanas 24 y 28 y de la que ya hemos hablado en anteriores artículos. La nutricionista Vanessa Buitrago da una serie de claves en el Diario El Mundo para prevenir la diabetes gestacional, que parten de atacar los factores de riesgo y modificarlos. “Lo recomendable es seguir unas pautas alimentarias adecuadas y adaptadas a la situación fisiológica en la que se encuentra la gestante y la base de la alimentación debe ser variada, equilibrada, suficiente y adaptada”, advierte la especialista.

Compartimos siete consejos para prevenir esta enfermedad: 

  1. Evitar el exceso de peso antes del embarazo: Un índice de masa corporal por encima de 30 aumenta las probabilidades de la aparición de la enfermedad.
  2. Mantener una vida activa: Incluir un plan de ejercicio ayuda a controlar el peso. Aumenta la energía diaria, al mismo tiempo que disminuirá los dolores de espalda comunes en esta etapa. Además, ayuda a reducir el estreñimiento e hinchazón abdominal, provocado por el enlentecimiento del tránsito intestinal.
  3. Procurar que la ganancia de peso sea gradual: El margen que existe en la ganancia de peso durante el embarazo es amplio, lo más importante es que sea de manera progresiva y que no haya una subida exagerada.
  4. Control médico durante la gestación: Se debe comenzar el cuidado prenatal temprano, teniendo visitas ginecológicas regularmente. También es recomendable seguir un control de la glucemia en sangre y controlar que los niveles de glucosa se mantengan normales. Además, se debe controlar los lípidos plasmáticos, tanto de colesterol como de triglicéridos.
  5. Hacer cinco o seis comidas a lo largo del día. De esta manera se consigue un metabolismo energético mucho más eficiente y un reparto más equilibrado a lo largo del día. En casos de tratamiento con insulina, las ingestas deben ir ajustadas a las inyecciones para conseguir un mayor control de la glucosa en sangre, evitando tanto hiperglucemias como hipoglucemias.
  6. Cuidar la ingesta de hidratos de carbono, puesto que son los nutrientes que más influencia ejercen en los valores de glucemia. Es aconsejable evitar el consumo de hidratos de carbono de fácil absorción conocidos como ‘hidratos de carbono simples’, donde encontramos los pasteles, bollos, golosinas o el propio azúcar y, aumentar el consumo de los carbohidratos de absorción más lenta o complejos como las pasta, el arroz o las legumbres, puestos que elevan de forma más gradual los niveles de glucosa.
  7. Aumentar el aporte de fibra, porque ralentiza la digestión y la absorción de los alimentos y, por lo tanto, de la glucosa. Lo ideal es tomar unos 30 gramos de fibra al día, por eso no deben faltar en nuestra alimentación las ensaladas, las legumbres, los cereales integrales, las frutas con piel…

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *