/ Embarazo / Un estudio destaca que la resiliencia protege a las embarazadas del estrés negativo

Un estudio destaca que la resiliencia protege a las embarazadas del estrés negativo

Adamed Mujer en 5 julio, 2019 - 12:40 pm en Embarazo

Un estudio de investigadores de la Universidad de Granada ha señalado que la resiliencia, el conjunto de recursos para afrontar la adversidad, protege de los efectos negativos del estrés en el embarazo.

Entendida como el conjunto de recursos que permiten afrontar la adversidad y el estrés protegiendo a la persona de sus efectos negativos para la salud, la resiliencia se ha convertido en uno de los focos de interés para investigadores, aunque hasta el momento no en su relación con el embarazo.

La literatura científica ha apuntado el riesgo a afecciones negativas del estrés durante el embarazo tanto en la salud de la madre como para el bebé y se ha relacionado con las posibilidades de un parto prematuro o la depresión postparto.

Investigadores del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada han analizado por primera vez el papel protector de la resiliencia en el embarazo. Lo han hecho estudiando el estado psicológico de la madre y los niveles de cortisol en pelo, una novedosa medida que permite analizar de manera objetiva la cantidad de la hormona del estrés, que se ha segregado en los últimos meses.

El equipo ha evaluado en este estudio a 151 mujeres embarazadas, tanto en el tercer trimestre como después del parto, y se han empleado variables psicológicas relacionadas con el estrés del embarazo y los niveles de cortisol en pelo. Al comparar a embarazadas con un alto y bajo nivel de resiliencia, los investigadores han encontrado que las gestantes más resilientes tenían menos preocupaciones relacionadas con el embarazo y tenían un mayor bienestar psicológico general. Además, después del parto tuvieron también menos síntomas de depresión postparto y niveles más bajos de la hormona del estrés.

Según estos resultados, se puede concluir que la resiliencia ejerce un claro papel protector frente a los efectos negativos del estrés, tanto a nivel psicológico como biológico, un efecto que se produce durante el embarazo y también después del parto.

Los investigadores han destacado en un comunicado que se trata de los primeros datos sobre el papel protector de la resiliencia en el embarazo y llevan a plantear el potencial papel protector que tendría sobre la salud del bebé. Han propuesto, además, más investigaciones sobre este fenómeno y analizar la eficacia de programas de entrenamiento en habilidades para afrontar el estrés en mujeres embarazadas para mejorar la salud tanto de la madre como del bebé.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *