/ Embarazo / Un sistema diseñado en Valencia predice si, tras un embarazo prolongado, el parto será espontáneo o tendrá que ser inducido

Un sistema diseñado en Valencia predice si, tras un embarazo prolongado, el parto será espontáneo o tendrá que ser inducido

34039867500_c021cc4297_b
Adamed Mujer en 11 mayo, 2017 - 3:59 pm en Embarazo

Dos electrodos que registran la señal del músculo uterino de la mujer embarazada, este es el nuevo sistema que han ideado investigadores de la Universitat Politècnica de València y el hospital La Fe de València para predecir si tras 40 semanas de gestación, la mujer va a parir de forma espontánea o, por el contrario, necesitará que el parto sea inducido. Este nuevo método, según los expertos, permitirá reducir las consecuencias en la salud de madre y el recién nacido. Además, el nuevo sistema ayudará a que los hospitales tomen la decisión correcta en torno a la prolongación o no del embarazo. Los resultados han sido publicados en la revista Computer Methods and Programs in Biomedicine.

El equipo diseñado incorpora dos electrodos, como los usados para registrar los latidos del corazón, y una unidad central que recibe toda la información que se envía de forma inalámbrica al médico. El sistema no afecta ni interrumpe la práctica clínica habitual en las sesiones de monitores, realizadas en el tercer trimestre de embarazo. Los electrodos se colocan sobre el abdomen de la paciente para registrar la señal del músculo uterino y se analiza la respuesta de un fármaco de inducción durante las tres primeras horas, para predecir el resultado.

Con este nuevo método, los médicos sabrán si deben o no adelantar las inducciones, para, efectivamente, no prolongar el embarazo y así saber si el parto no va a ser espontáneo, opción más saludable para la madre y el bebé. “Pero si el embarazo va a acabar en inducción, es mejor hacerlo en la semana 40 y evitar los riesgos adicionales derivados de una gestación tardía, como hipoxia o taquicardias“, ha asegurado el doctor Alfredo Perales, director del área clínica de la mujer del hospital La Fe.

“En la actualidad, los clínicos valoran en qué estado gestacional se encuentra la madre y si se requerirá la inducción del parto, fundamentalmente, con el índice Bishop, que evalúa desde la dilatación, consistencia y posición cervical hasta el encajamiento del feto”, ha  añadido Javier García Casado, investigador del CI2B de la UPV.  Sin embargo, ha advertido de que este método “presenta bastantes deficiencias” y ha destacado que la información derivada del músculo uterino “complementa dicho indicador mejorando significativamente la capacidad de predicción”. “A partir de las señales registradas, son estos modelos los que permiten adelantar si habrá o no parto espontáneo”, ha añadido García Casado.

La definición de gestación prolongada es aquella que dura más de 42 semanas (o más de 294 días) o 14 días después de la fecha probable de parto (FPP). Esta definición está avalada por organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud. “La duración del embarazo prolongado tiene un mayor riesgo perinatal tanto materno como fetal“, aseguran desde la Asociación Española de Pediatría (AEP). Entre las pruebas que se hacían hasta el momento para determinar la duración de la gestación y cómo será el parto están “la ecografía en el primer trimestre y pruebas como el registro cardiotocográfico externo; la medición ecográfica del líquido amniótico; la realización de una ecografía doppler útero-placentario y de arterias y venas fetales”, aseguran desde el organismo médico. “Prolongar un embarazo más allá de la semana 42 semanas no tiene sentido”, concluyen desde la AEP.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>