/ Endometrio / Alimentos que debes evitar estas Navidades si tienes endometriosis 

Alimentos que debes evitar estas Navidades si tienes endometriosis 

Adamed Mujer en 16/12/2022 - 8:13 am en Endometrio

La endometriosises un trastorno ginecológico crónico que se caracteriza por el crecimiento de tejido endometrial en áreas del fuera del útero, como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga, el colon, el recto o en el intestino. 

Los síntomas pueden variar bastante ente las pacientes, pero podemos intentar identificar algunos de los más comunes: reglas dolorosas, dolor pélvico en forma de calambres, dolor al tener relaciones sexuales, sangrado excesivo, fatiga, trastornos intestinales, hinchazón, náuseas e, incluso, infertilidad. 

Actualmente no existe una cura como tal para la endometriosis, aunque puede mejorar con tratamientos hormonales, analgésicos y cirugía en los casos graves. Pero lo que sí podemos mejorar es la calidad de vida de las mujeres que la sufren con el fin de aliviar los síntomas y por supuesto, para evitar que las lesiones sigan progresando

La alimentación es un factor importante en el tratamiento de la endometriosis. Determinados nutrientes pueden conseguir que se reduzcan los síntomas disminuyendo la inflamación (una respuesta autoinmune natural, señal de que algo va mal en nuestro cuerpo) y bajando los niveles corporales de estrógenos (ayudan a aumentar el grosor del endometrio cada mes). 

La Navidad es una época en la que resulta aún más difícil mantener una alimentación equilibrada y evitar los excesos: cenas de empresa, celebraciones con los grupos de amigos y familiares, comidas copiosas de los días festivos… en la que los hábitos de vida saludable parecen pasar a un segundo plano. Algo que, en el caso de sufrir esta patología, puede tener consecuencias más graves, ya que los síntomas empeoran.  

¿Qué alimentos debemos evitar? 

Debemos evitar ciertos alimentos con capacidad proinflamatoria y oxidante, que influyen de manera inadecuada en el metabolismo de los estrógenos: 

  • Carnes rojas: cordero, vacuno o cerdo. 
  • Grasas de origen animal y vísceras, especialmente el hígado, los patés, lo mantecados y polvorones (elaborados con manteca de cerdo) o los embutidos.   
  • Grasas trans: alimentos procesados, bollería y repostería industrial, los bombones, los turrones, los panecillos industriales… Contienen hidratos de carbono refinados que promueven la secreción de insulina y las prostaglandinas tipo 2, que provocan inflamación. 
  • Lácteos: leche, quesos no frescos, mantequilla, nata… 
  • Azúcares en todas sus modalidades (sacarosa, dextrosa, fructosa, jarabe de glucosa, jarabe de fructosa…): si hay algo característico de estas fechas son los dulces navideños. Debemos tener especial cuidado ya que son fuente de azúcares, grasas trans y harina refinada.  
  • Gluten: hay estudios que apuntan a que la incidencia de celiaquía es mayor entre las mujeres con endometriosis que entre la población en general, y viceversa. En algunos casos, las mujeres han referido mejoría al eliminar de su dieta alimentos que contienen gluten, logrando una mejoría de sus síntomas. 
  • Alimentos que aumentan la histamina (sustancia producida en nuestro organismo que puede inducir las contracciones uterinas): la mostaza, los pepinillos, el tomate, la calabaza, el vinagre, las uvas, los dátiles, los arándanos, las pasas… 
  • Bebidas alcohólicas: aumenta las concentraciones de estrógenos, promueve la liberación de histamina y afecta negativamente al sistema inmune. 
  • Cafeína y teína: Aumentan los niveles de insulina en sangre y los estrógenos, inhibiendo su metabolización en el hígado. 
  • Aceites vegetales refinados: muchos productos procesados “esconden” aceite vegetal refinado (como el aceite de girasol) entre sus ingredientes. 

Alimentos recomendados para la endometriosis 

En estas fechas tan señaladas quizás parezca difícil adecuar nuestra dieta para buscar nutrientes que sean capaces de conseguir que se reduzcan los síntomas de la endometriosis. Las secuelas en nuestro organismo de los excesos navideños pueden ser notables y para evitarlas debemos mantener nuestro plan nutricional aconsejado por el especialista. 

Alimentos antioxidantes como el aceite de oliva virgen extra (AOVE), los vegetales de hoja verde, cereales integrales sin gluten y legumbres. Además, la ingesta de alimentos ricos en omega 3, como los pescados azules (salmón, la sardina y el bacalao), el aguacate o los frutos secos (nueces, linaza, semillas de chía), ya que aportan fibra y ayudan a eliminar los excesos de estrógeno del cuerpo, mejorando la salud digestiva y la respuesta al dolor producido por los cólicos. Alimentos ricos en magnesio, puesto que desempeña un rol vital en la salud y regulación hormonal (espinacas, almendras, chocolate negro con al menos un 70% de cacao, legumbres, quinoa…). 

En cuanto a la carne, puedes optar por el pollo, el pavo u otro tipo de aves y pan artesanal sin gluten como, por ejemplo, el pan con harina de maíz. 

El momento del postre es uno de los más complicados ya que es difícil encontrar algún dulce navideño que no contenga alguno de los alimentos desaconsejados si tienes endometriosis. Opta por frutas como las manzanas o los frutos rojos y cuidado con las de alto índice glucémico como las frutas tropicales (piña, plátano, papaya, mango, kiwi). También puedes realizar tú misma el postre y así poder controlar los ingredientes del mismo. Utiliza edulcorantes como la Stevia natural o la canela para endulzar. 

En lugar de café o té, puedes tomar infusiones de cúrcuma, jengibre, menta o hinojo, son antiinflamatorias y ayudan a reducir el dolor asociado a la endometriosis. 

Recuerda que una alimentación variada, equilibrada y consumida en las cantidades adecuadas es un gran aliado para mantener los síntomas de la endometriosis a raya, también estas fiestas navideñas. 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *