/ Endometrio / La adenomiosis:  una enfermedad ginecológica que puede confundirse con la endometriosis 

La adenomiosis:  una enfermedad ginecológica que puede confundirse con la endometriosis 

Adamed Mujer en 11 enero, 2023 - 8:20 am en Endometrio

El dolor menstrual o dismenorrea es un síntoma muy común entre las mujeres en edad fértil, sin embargo, esto no quiere decir haya que normalizarlo o que no haya que prestar atención cuando las molestias se intensifican. 

La endometriosis y el síndrome de ovario poliquístico son las dos enfermedades ginecológicas más conocidas que provocan un intenso dolor pélvico. Pero existen otras dolencias que pueden confundirse con alguno de estos dos trastornos. Una de ellas es la adenomiosis, considerada la “hermana pequeña” de la endometriosis.  

Según Mayo Clinic, la adenomiosis ocurre cuando el tejido que recubre el útero (tejido endometrial) se desarrolla en el interior de la pared muscular del útero, es decir, fuera de su lugar. Estas células endometriales desplazadas siguen funcionando tal como lo harían si no se hubieran desplazado desde su lugar natural. 

Con cada nuevo ciclo menstrual las células desplazadas se engrosan, se degradan y acaban provocando en la paciente dolor pélvico, y sangrado abundante y prolongado que puede acabar produciendo anemia. 

La principal diferencia entre ambas alteraciones uterinas es que, en la adenomiosis, el tejido endometrial aparece en el músculo de la matriz. En la endometriosis, en cambio, aunque el tejido también se implanta fuera de su lugar habitual, éste puede crecer en cualquier parte del cuerpo. 

Se describen 2 formas de adenomiosis:  

  • Focal o localizada: nódulos endometriales se presentan como pequeños focos. 
  • Difusa: es la más frecuente, en la que el tejido está distribuido en gran parte del miometrio, lo que hace que el útero aumente su tamaño. 

Un 80% de los casos de adenomiosis están asociados con miomas uterinos, y el aumento de volumen uterino es un signo común con esta entidad. 

Síntomas que alerta de la adenomiosis 

Según indica el estudio “Adenomiosis: una afección uterina frecuente”,  cerca de dos tercios de las mujeres son sintomáticas, y el síntoma más frecuente es la dismenorrea secundaria con el aumento progresivo de la intensidad. 

La adenomiosis suele ser más común en mujeres mayores de 40 años y a menudo se detecta durante un examen ginecológico, generalmente una ecografía transvaginal.   

Esta alteración del útero puede confundirse con otras enfermedades como la endometriosis, los miomas uterinos o el síndrome de colon irritable, porque los síntomas de todas estas patologías pueden ser similares: 

  • Dolor en las menstruaciones. 
  • Sangrado intenso y prolongado. 
  • Dolor durante las relaciones sexuales. 
  • Dolor entre reglas. 
  • Infertilidad
  • Abortos espontáneos debido a la dificultad para que el embrión se implante. 

Tratamiento para combatir la adenomiosis 

Según indica el estudio “El gran desafío diagnóstico de la adenomiosis“, el tratamiento tradicional de la adenomiosis ha sido la histerectomía (extirpación del útero). Sin embargo, durante los últimos años han surgido nuevas opciones menos invasivas que, aunque ninguno de ellos es curativo, sirven para mitigar los síntomas. Se basan en tratamientos farmacológicos que combinan el tratamiento hormonal con medicamentos analgésicos y antiinflamatorios.  

Los síntomas suelen desaparecer después del final de la menopausia o después de la histerectomía. Por ello, es importante estar pendiente a las señales que puede estar dando nuestro cuerpo y acudir a un especialista para recibir el tratamiento más adecuado los antes posible. 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *