/ Enfermedades / Cómo adaptar tu alimentación si padeces Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Cómo adaptar tu alimentación si padeces Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Adamed Mujer en 23 agosto, 2022 - 8:03 am en Enfermedades

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) tiene relación con varios factores de riesgo cardiovascular, tales como la resistencia a la insulina, dislipemia, diabetes tipo 2, hipertensión arterial u obesidad. Junto con el tratamiento farmacológico y/u hormonal, se considera esencial la modificación del estilo de vida basado en el ejercicio físico y, en especial, en una dieta saludable. Algunos estudios, como el titulado “Tratamiento del síndrome de ovario poliquístico. Cambio de estilo de vida: nutrición y ejercicio”, sugiere que este cambio de hábitos puede paliar los síntomas y obtener verdadero alivio para sus molestias. 

En términos generales, la alimentación debe limitar la ingesta de grasas saturadas y aumentar la ingesta de fibra y de alimentos que tengan un índice glucémico bajo para combatir las patologías asociadas como la obesidad y la diabetes.  

Junto con una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico regular puede ayudar con muchos de los problemas asociados al SOP: mejora la ovulación, reduce los niveles de colesterol y la presión arterial.    

¿Qué alimentos son beneficiosos para el tratamiento del SOP? 

Tal y como recomienda desde la Universidad de Medicina de Washington, alimentarse para tratar el SOP no es muy diferente de lo que se aconseja a otras personas para estar lo más saludables que les sea posible: una dieta que mantenga un equilibrio de carbohidratos, proteína y grasas saludables:  

  • Las frutas como la pera, el kiwi, la manzana o la fresa tienen un índice glucémico medio-bajo. Debes evitar las de mayor índice glucémico tales como el mango, higo, plátano o uva verde. Son fuente de vitaminas y antioxidantes que te protegen contra el envejecimiento celular. 
  • Verduras frescas (especialmente las de hoja verde) como acelgas, espinacas, lechuga, repollo, col rizada, rúcula, brócoli, alcachofas, pimiento, calabacín. Son ricas en fibra, vitaminas y antioxidantes que favorecen la salud intestinal. 
  • Los cereales integrales, de grano entero, como pasta, arroz, quínoa o avena integrales. Proporcionan mayor cantidad de fibra, ayudan a que la liberación de la glucosa en sangre sea más lenta y aumentan la sensación de saciedad.  
  • Las hortalizas, muy nutritivas y con un bajo índice glucémico, tales como las berenjenas, el calabacín, los espárragos, el pepino, el puerro o la zanahoria. 
  • Las proteínas, en concreto las bajas en grasa de origen animal como las aves o carne magra de cerdo y las procedentes de los pescados azules tales como el atún, el salmón o la sardina. Puedes también optar por las legumbres, que ayudan a reducir los niveles de testosterona en sangre, o por huevos y productos lácteos con bajo contenido en grasas. 
  • Las grasas saludables que mejoran la sensibilidad a la insulina y regulan los niveles de colesterol en sangre. Puedes encontrarlas presentes en el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos y el aguacate. Los pescados azules o las nueces, además, te aportan omega 3 y 6. 

Evita la ingesta de refrescos y alcohol, ya que elevan la glucemia en sangre, empeoran la resistencia a la insulina. Algunos trabajos hablan del ayuno intermitentepara mejorar los niveles de insulina y ayuda a reducir los síntomas del SOP y mejorar los niveles hormonales.   

Vitaminas y suplementos a tener en cuenta 

El inositol es una sustancia perteneciente a las vitaminas del grupo B que podemos encontrar de forma natural en los alimentos,tanto de origen animal como vegetal. Algunos estudios que han demostrado que ayuda a regular los ciclos menstruales y mejora la ovulación y los cambios metabólicos en el SOP. 

El ácido fólico puede ayudar a tratar la infertilidad ovulatoria. Los vegetales de hojas verdes, frutas, especialmente las cítricas, y las legumbres son ricos en esta vitamina. Varios estudios, como el publicado en la Revista Internacional de Endocrinología, han demostrado que la suplementación de ácido fólico junto el inositol mejora significativamente la sintomatología de las mujeres y la regularidad de sus ciclos menstruales. 

Otros estudios también se ha demostrado que una deficiencia de vitamina D se asocia a una mayor resistencia a la insulina y un aumento de peso en mujeres con SOP. 

En caso de que sufrir síndrome de ovario poliquístico, lo más recomendable sería el asesoramiento por parte de un profesional sanitario que pueda analizar tu caso y adaptarte un tratamiento personalizado. 

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.