/ Destacados-2 / ¿Cómo los baños calientes y saunas pueden ayudar a las pacientes con síndrome de ovario poliquístico?

¿Cómo los baños calientes y saunas pueden ayudar a las pacientes con síndrome de ovario poliquístico?

Adamed Mujer en 4 junio, 2021 - 9:45 am en Destacados-2, Enfermedades

Un investigador de la Universidad de Coventry, en Reino Unido, ha llevado a cabo un estudio en el que compara los beneficios de tomar un baño caliente o pasar tiempo en una sauna con hacer ejercicio físico. Charles James Steward ha escrito un artículo en The Conversation, en el que explica que “muchas personas no están dispuestas a hacer ejercicio debido a la falta de tiempo y motivación. Y para aquellos que son mayores o tienen enfermedades crónicas, el ejercicio también puede causar dolor, que por razones obvias limita aún más el ejercicio“.

A nivel mundial, alrededor del 25% de los adultos no cumplen con los niveles mínimos de actividad física recomendados de 150 minutos de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de actividad de intensidad vigorosa por semana. En el Reino Unido, las cifras son aún peores, con alrededor del 34% de los hombres y el 42% de las mujeres que no logran estas pautas. Lamentablemente, se cree que niveles tan altos de comportamiento sedentario están relacionados con aproximadamente el 11,6% de las muertes anuales en el Reino Unido. Por eso, este experto está investigando “cómo los baños calientes y las saunas afectan el cuerpo. A lo largo de la historia de la humanidad, múltiples culturas de todo el mundo han utilizado la terapia de calor para mejorar la salud”.

Según Steward, “hasta hace poco, los beneficios del baño eran anecdóticos y, en gran medida, se consideraban poco científicos. Sin embargo, en las últimas décadas la evidencia ha ido creciendo y hoy sabemos que bañarse regularmente en una sauna o jacuzzi puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y también puede tener beneficios más amplios para la salud”. La revisión de la investigación encontró que el baño regular en la sauna o en la bañera de hidromasaje puede generar algunos beneficios para la salud similares a los del ejercicio aeróbico de intensidad baja a moderada, como caminar, trotar y andar en bicicleta.

“Aunque depende en gran medida de la magnitud del ejercicio y el estímulo de calor, nuestra revisión reciente encontró que tanto el ejercicio como la terapia de calor pueden promover la salud cardiovascular mediante mejoras comparables en el estado físico, la salud de los vasos sanguíneos, la presión arterial y los niveles de glucosa“, asegura el experto. “La protección contra las enfermedades cardiovasculares letales aumenta aún más en aquellos que hacen ejercicio regularmente y se bañan con frecuencia en comparación con cualquiera de los dos de forma independiente. Lo que significa que hacer ejercicio y darse un baño caliente es probablemente la mejor opción”, añade.

Numerosos estudios previados guiados por Chris Minson en la Universidad de Oregon ya habían resaltado algunos de los mecanismos por los cuales la terapia de la bañera de hidromasaje puede mantenernos saludables. En estos estudios, la temperatura corporal central de los participantes aumentó alrededor de 1,5° C durante 60 minutos al sentarse en el agua a 40,5° C. Esta actividad se repitió de tres a cinco veces por semana, durante ocho a diez semanas.

Después de este período, se observaron mejoras en la salud de las arterias y la presión arterial tanto en adultos sanos sedentarios como en mujeres obesas con síndrome de ovario poliquístico. El equipo también informó reducciones en una variedad de factores relacionados con el riesgo de enfermedad cardiovascular, como la glucosa en ayunas (niveles de azúcar en sangre circulante después de un ayuno nocturno), el colesterol total (niveles generales de grasas en sangre circulantes) y la inflamación crónica de bajo grado (pequeña pero aumento a largo plazo de las células inmunitarias) en pacientes con síndrome de ovario poliquístico.

Estos hallazgos indican que la terapia de la bañera de hidromasaje puede beneficiar tanto a las poblaciones sanas como a las enfermas de diversas formas.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *