/ Enfermedades / Descubren nuevas funciones de las hormonas sexuales implicadas en el cáncer de mama

Descubren nuevas funciones de las hormonas sexuales implicadas en el cáncer de mama

Adamed Mujer en 21 julio, 2020 - 9:29 am en Enfermedades

Un estudio internacional en el que ha participado la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado, en contra de lo que se pensaba hasta ahora, que el estradiol y la estrona -dos hormonas sexuales femeninas implicadas en el cáncer de mama– cumplen funciones biológicas distintas.

Estos resultados, publicados recientemente en la revista científica Cell Metabolism, pueden servir para desarrollar nuevas terapias de reemplazo de hormonas más seguras y también para el desarrollo de nuevos fármacos antitumorales más eficientes que los que se emplean en la actualidad, ha informado este lunes la UGR en un comunicado.

El estradiol y la estrona son las dos hormonas sexuales más importantes de la mujer y varían su concentración en la sangre según el estado menopáusico y el índice de masa corporal, entre otros factores.

Tras la menopausia, el estrógeno principal durante la fase reproductiva producido por los ovarios, el estradiol, se reduce y la estrona se convierte en el principal estrógeno, producido principalmente en el tejido adiposo.

Ambas hormonas sexuales tienen un papel fundamental en el cáncer de mama, que es el tipo de cáncer más frecuente en mujeres y, actualmente, también la primera causa de muerte por cáncer en la mujer, por encima del cáncer de pulmón”, ha explicado Manuel Picón, investigador del departamento de Anatomía y Embriología Humana de la UGR, perteneciente al Centro de Investigación Biomédica (CIBM), y coautor del trabajo.

La enfermedad constituye uno de los principales problemas de salud de las mujeres en la actualidad, tanto por su frecuencia como por la repercusión en la vida de las mujeres y en los sistemas sanitarios que les atienden.

En 2018 se diagnosticaron alrededor de 2,1 millones de pacientes con cáncer de mama en el mundo según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que representa casi 1 de cada 4 nuevos cánceres diagnosticados en mujeres.

Entre los diferentes subtipos, casi el 80 % de los casos de cáncer de mama diagnosticados son positivos para la expresión de los receptores de estrógenos (ER+), y la incidencia del cáncer de mama aumenta progresivamente con la edad y particularmente después de la menopausia.

Su incidencia también ha aumentado en las últimas décadas, con un mayor incremento principalmente en la incidencia del cáncer de mama postmenopáusico y particularmente en países desarrollados.

Según la UGR, durante décadas se había asumido que el estradiol y la estrona cumplían funciones biológicas similares, únicamente defiriendo en su afinidad para unirse a los ER, mayor para el estradiol que para la estrona, siendo considerado por tanto el estradiolcomo la forma activa de los estrógenos.

Sin embargo, el equipo de científicos coliderado por Picón ha descubierto que los estrógenos mayoritarios en las etapas premenopáusica y postmenopáusica, estradiol y estrona, respectivamente, cumplen funciones biológicas opuestas en lo que se refiere a la regulación de los procesos inflamatorios asociados con la obesidad y que afectan de forma diferente al crecimiento y progresión clínica de los tumores de cáncer de mama ER+.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *