/ Enfermedades / Descubren una defensa celular contra la expansión del cáncer de mama

Descubren una defensa celular contra la expansión del cáncer de mama

4541817819_668b1f31d1_b
Adamed Mujer en 31 julio, 2018 - 11:48 am en Enfermedades

La capa celular que rodea los conductos de la leche materna se extiende para atrapar las células cancerosas extraviadas del tumor de mama para evitar que se propaguen por el cuerpo, según han descubierto, en ratones, investigadores de la Universidad de Johns Hopkins, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Journal of Cell Biology‘.

Los hallazgos revelan que esta capa celular, llamada mioepitelio, no es una barrera estacionaria para la invasión del cáncer, como pensaban los científicos, sino una defensa activa contra la metástasis del cáncer de mama. “Entender cómo están contenidas las células cancerosas podría ayudarnos a desarrollar formas de predecir el riesgo individualizado de metástasis de una persona”, han dicho los expertos.

La mayoría de los tumores de mama comienzan en las células que recubren el interior de los conductos de la leche materna. Estas células a su vez están rodeadas por células mioepiteliales, las cuales trabajan juntas para contraer y mover la leche a través de los conductos cuando un bebé está amamantando.

La capa mioepitelial se usa clínicamente para distinguir los cánceres de mama contenidos de los cánceres invasivos. Cuando las células de cáncer de mama rompen la capa mioepitelial, el resultado es el llamado carcinoma invasivo, que se asocia con mayores tasas de recurrencia y la necesidad de un tratamiento más agresivo. “Si piensas en la metástasis como una carrera larga, romper esta capa es la salida de la puerta de salida”, han aseverado los expertos.

Para alcanzar esta conclusión, los expertos diseñaron células tomadas del revestimiento de los conductos mamarios de ratón para producir la proteína Twist1, que funciona alterando la expresión génica y que se ha relacionado con la metástasis del cáncer en múltiples tipos de tumores.

Para su sorpresa, los investigadores vieron que cuando las células invasoras Twist1 atravesaban la capa mioepitelial, las células mioepiteliales agarraban las células que se habían descarriado y el 92 por ciento de las veces las hacían retroceder dentro del conducto del seno el a través de 114 observaciones.

Para confirmar que sus hallazgos, los científicos estadounidenses alteraron dos características clave de las células mioepiteliales, su capacidad de contraerse y su relación numérica con las células invasoras.

En primer lugar, los investigadores diseñaron genéticamente células mioepiteliales de ratón para reducir su actina de músculo liso, una proteína que permite que las células se contraigan. Bajo esa condición, el número de células invasivas que escaparon a través de la capa mioepitelial aumentó tres veces en comparación con las células de control con un mioepitelio normal.

Del mismo modo, los investigadores encontraron que la disminución de la proporción de células mioepiteliales a las células invasoras aumentó la cantidad de células cancerosas escapadas. Al agregar solo dos células mioepiteliales para cada célula invasiva, la tasa de escape se redujo cuatro veces en comparación con la propagación de células invasivas sin barrera de defensa.

“Esto es importante saberlo porque sugiere que tanto la integridad física del mioepitelio como la expresión génica dentro de las células mioepiteliales son importantes para predecir el comportamiento de los tumores de mama humanos. En cualquier lugar donde esta capa se adelgace o abroche es una oportunidad para que las células cancerosas escapen”, han zanjado los investigadores.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>