/ Enfermedades / El cáncer de mama es el de mayor supervivencia en España

El cáncer de mama es el de mayor supervivencia en España

Adamed Mujer en 5 julio, 2019 - 2:21 pm en Enfermedades

El cáncer de mama es el de mayor prevalencia en España. La prevalencia es la proporción de personas que, una vez diagnosticadas, siguen viviendo. Por ejemplo, el cáncer de pulmón es un tumor muy frecuente (se estima que en 2019 los nuevos casos en España serán 29.500); sin embargo, debido a su alta mortalidad, su prevalencia a los 5 años es relativamente baja. Por el contrario, en 2019 se diagnosticará un cáncer de mama a 32.536 nuevas mujeres, pero su prevalencia a los 5 años es altísima y supera en cinco veces la supervivencia del cáncer más frecuente, el de pulmón.

La supervivencia de las mujeres con cáncer es superior a la de los hombres
Según el informe de SEOM (la Sociedad Española de Oncología Médica), los cánceres más frecuentemente diagnosticados en mujeres en España son los de mama y los de colon y recto. A mucha distancia, los siguientes tumores que más se dan son los de pulmón, cuerpo uterino y vejiga urinaria.

El principal problema al que se enfrentan las mujeres diagnosticadas de cáncer es que deben dedicar mucho tiempo, dinero y esfuerzos a su tratamiento. Incluso aunque no tengan que pagar directamente por su asistencia sanitaria, algo habitual en nuestro país, el gasto se dispara y va acompañado de la falta de ingresos.

Algunas mujeres pueden continuar con su trabajo o les basta con reducir el ritmo, pero otras pasan por periodos en los que les resulta imposible continuar con su vida laboral mientras están dedicadas a combatir la enfermedad.

Los efectos secundarios del tratamiento del cáncer suelen ser temporalmente incapacitantes: cansancio, debilidad, cambios emocionales y psicológicos, calambres en las piernas, vómitos, problemas para dormir, etc. Se pasa mal, pero una vez superado, todo se olvida.

La prevención ayuda, pero no basta
El cáncer de mama y otros cánceres que afectan a la mujer no se pueden prevenir, pero ciertos estilos de vida reducen el riesgo de padecerlos:

  • Evitar la obesidad y reducir la ingesta calórica.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Eliminar el tabaquismo.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • No usar talco en la zona genital.
  • Huir del sedentarismo.
  • Llevar una dieta saludable, baja en grasas y carnes rojas, sin alimentos procesados y con presencia de legumbres, frutas y verduras.
  • Utilizar preservativo en relaciones sexuales (el riesgo de cáncer de cérvix se reduce en un 80 % en mujeres cuyos compañeros masculinos usan preservativos).
  • Seguir los programas de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH).

 

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *