/ Enfermedades / En verano, 2 de cada 10 pacientes con problemas cardiovasculares no se medica

En verano, 2 de cada 10 pacientes con problemas cardiovasculares no se medica

Adamed Mujer en 9 julio, 2020 - 6:26 pm en Enfermedades, Salud

Dos de cada diez pacientes con problemas cardiovasculares no toman su medicación durante las vacaciones de verano, lo que unido a un relajamiento en los hábitos saludables, como beber alcohol y fumar más, comer fuera de casa y no hacer ejercicio físico, favorecen el aumento de las cifras de la tensión arterial.

Así lo advierte la doctora Catheline Lauwers, jefa del servicio de cardiología del Hospital Quirónsalud Valencia, que asegura que descuidar los tratamientos y los hábitos saludables en vacaciones aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares como el ictus, las anginas e infartos de miocardio y la insuficiente cardiaca y renal.

Por ello, se recomienda a los afectados que acudan al cardiólogo al inicio del verano para ajustar la medicación, especialmente los diuréticos, durante esta época del año.

Según afirma la doctora Lauwers, el aumento de las temperaturas en el periodo estival también supone un riesgo para este tipo de pacientes: “El calor provoca la vasodilatación y la deshidratación corporal que favorecen una tensión arterial más baja y originan episodios de hipotensión que, en los casos más graves, pueden provocar mareos, perdida de conciencia, disminución del volumen de orina, taquicardias y palpitaciones”.

Otro de los factores a tener en cuenta es el alto valor diurético de determinados hipertensivos que aumentan la deshidratación del paciente hipertenso, por lo que la doctora Lauwers aconseja “beber mucha agua y ajustar la medicación a una dosis correcta en esta época del año”.

Además, recuerda la importancia de “consultar con el especialista si aparecen episodios de malestar o cefalea y acudir siempre al servicio de urgencias si se presenta dificultad para respiratoria o dolor en el pecho”.

La especialista aconseja que en desplazamientos de larga duración se evite la inmovilidad y se camine cada dos horas, además de hidratarse para evitar la trombosis venosa profunda; que se lleve en todo momento el tratamiento médico; se evite salir a la calle entre las 12 y 16 horas para no sufrir un golpe de calor y se mantenga una dieta saludable con mucha fruta y verdura.

También recomienda evitar la ingesta de cosas saladas en abundancia para no aumentar la tensión y la retención de líquidos, no beber grandes cantidades de alcohol por su capacidad de provocar arritmias y disminuir la fuerza contráctil de nuestro corazón.

Asimismo, no elegir destinos vacacionales muy calurosos y altura de más de 2.000 metros, mantenerse bien hidratados y beber ente 2 y 2,5 litros de agua y evitar el café y los zumos por su alto contenido en azúcares y llevar ropa ligera y muy transpirable para evitar la sudoración excesiva y la deshidratación son otras recomendaciones.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *