/ Destacados-2 / La combinación de una vacuna más inmunoterapia, terapia exitosa contra el cáncer de mama

La combinación de una vacuna más inmunoterapia, terapia exitosa contra el cáncer de mama

Adamed Mujer en 31 julio, 2020 - 1:39 pm en Destacados-2, Enfermedades

Según un estudio que se publica en la revista «Clinical Cancer Research», el uso conjunto de una vacuna para cánceres de mama HER2 positivos y de fármacos de inmunoterapia se consolida como una estrategia efectiva dirigida al sistema inmune para combatir tumores.

La vacuna se dirige a la proteína HER2, que es la causa del cáncer de mama HER2 positivo y que provoca aproximadamente el 20% de todos los casos de cáncer de mama. Aunque la vacuna funciona por sí misma, el tumor todavía es capaz de activar estrategias para sobrevivir. Sin embargo, cundo la vacuna se combina con los nuevos fármacos de inmunoterapia, los inhibidores del punto de control inmunitario, la eficacia es mucho mayor,

«Este estudio respalda el desarrollo de vacunas dirigidas a los genes impulsores de tumores y a los genes de resistencia, lo que creemos que es clave para establecer respuestas inmunes antitumorales efectivas», explica el líder del estudio, Zachary Hartman, de la Universidad de Duke (EE.UU.)

Hartman y sus colegas encontraron que las células T específicas de HER2 inducidas por la vacuna eran esenciales para las respuestas inmunes. Además, vieron que era más efectivo obtener las células T al inicio del desarrollo del tumor, un hallazgo que tiene implicaciones para el diseño futuro de ensayos clínicos que reclutan pacientes después de que las terapias estándar han fallado.

El tratamiento con la vacuna mejoró significativamente cuando se combinó con el fármaco inhibidor del punto de control pembrolizumab. Cuando se usa solo, el pembrolizumab ha demostrado un beneficio limitado para los cánceres de mama HER2 positivos.

Al combinarse, la vacuna prepara el sistema inmune y, posteriormente, el inhibidor del punto de control reúne a las células T para que actúen, lo que genera una reducción importante del tumor y una supervivencia libre de tumor a largo plazo.

«La premisa básica es que los inhibidores del punto de control inmunitario funcionan fantásticamente si el cuerpo ya ha desencadenado una respuesta inmune, pero no funcionan bien en ausencia de esta respuesta», señala H. Kim Lyerly, autor de este estudio.

«Nuestra vacuna inicia la respuesta antitumoral y, en combinación con los inhibidores del punto de control, funciona de maravilla», añade Lyerly.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *