/ Enfermedades / La menstruación, entre las causas más comunes de que aparezcan herpes labiales

La menstruación, entre las causas más comunes de que aparezcan herpes labiales

Adamed Mujer en 13 julio, 2017 - 9:00 am en Enfermedades

Los herpes son pequeñas ampollas que aparecen alrededor de la boca y que suelen estar rojas e inflamadas. Sabemos que nos va a salir un herpes porque comenzamos a notar una sensación de quemazón y hormigueo en la zona de la boca. Después de tener esta sensación, aparece la ampolla que se termina rompiendo y supurando un líquido transparente. Esto indica que ya está en la última fase y que cicatrizará en los próximos días. El herpes suele durarnos desde que aparece el primer día hasta que ha cicatrizado y desaparecido por completo entre una semana y diez días, dependiendo de cada persona y del tratamiento que le apliquemos.

Cuando tenemos herpes, hay que tener en cuenta que lo que lo ocasiona es un virus, el Virus Herpes Simple y que, por lo tanto, es muy contagioso. Este virus del herpes se contagia mediante la saliva o el contacto directo y, una vez que lo contraemos, lo tenemos para toda la vida. Pero esto no quiere decir que vayamos a tener herpes continuamente ya que no todo el que es portador de este virus, acaba desarrollando el herpes. De hecho, solo lo hace una tercera parte. En el caso de los niños, el herpes suele contagiarse y aparecer con más facilidad.

Las personas que suelen tener herpes labiales es a menudo es recomendable que puedan identificar las causas que hacen que tengan un brote de herpes labial. Así al menos pueden evitarlo o, en el caso de no poder evitarlas, al menos estarán preparados para afrontarlo y curarlo. Las causas que desencadenan herpes labiales son distintas y también dependen de la personas, pero hay algunas comunes que podemos tener en cuenta si solemos tener herpes de forma frecuente.

  • Estrés, cansancio y enfermedades. Estas tres cosas pueden hacer que el sistema inmunitario se debilite, lo cual es un buen momento para que el virus del herpes labial de la cara y se desarrolle un nuevo herpes en la boca. Aunque en algunos casos puede ser difícil evitar este tipo de situaciones, se debe intentar eliminar el estrés en la medida de lo posible, descansar lo necesario para no estar cansados y cuidar la salud para no contraer enfermedades como el resfriado o la gripe.
  • Exposición solar. Abusar de la exposición al sol puede hacer que salga un nuevo herpes. Esto se debe a que los rayos ultravioletas dañan la piel y se vuelve más débil, haciendo que aparezca el herpes. Podemos evitar este daño utilizando protector solar, gorro, sombrilla o cualquier otra cosa que proteja del sol cuando vamos a pasar mucho tiempo en el exterior.
  • Menstruación. Los cambios hormonales que sufren durante la menstruación pueden dar lugar a un brote de herpes. Aunque es difícil de combatir los cambios hormonales que se producen durante la menstruación, si podemos ser conscientes, al menos, de cuándo va a ocurrir y así tratar el herpes cuando empecemos a notar el primero de los síntomas.
  • El aire seco y frío. Es habitual que muchas personas sufran herpes labiales durante el invierno. El aire frío y seco que suele haber durante esta temporada hace que nuestros labios se sequen y sean más propensos a desarrollar un nuevo herpes labial. Podemos evitar la aparición de herpes durante el invierno utilizando bufandas, pañuelos o cualquier prenda que proteja nuestro rostro del frío, especialmente nuestra boca. También es recomendable el uso de bálsamo labial para evitar que nuestra boca se seque demasiado.
  • Fiebre. La fiebre es otra de las causas por la que muchas personas propensas a tener herpes los desarrollan. Al igual que en el primer punto, una gripe y otra enfermedad que nos de fiebre hace que nuestro sistema inmunitario se debilite y nos volvamos más vulnerables a virus como el virus del herpes labial. Por eso es importante que, cuando caigamos enfermos con una enfermedad como la gripe, estemos ya preparados para combatir el posible herpes que nos pueda salir.
  • Traumatismos en la boca. Los golpes en la boca o los traumatismos al ser tratados por un dentista pueden ser suficientes para que una persona con el virus del herpes labial tenga un nuevo brotes de herpes. Se ha de tener precaución y advertir al dentista de que cualquier traumatismo en la zona cercana a tu boca podría provocarte un herpes.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.