/ Enfermedades / Motivos por los que duelen los senos y cuándo es preocupante

Motivos por los que duelen los senos y cuándo es preocupante

Adamed Mujer en 20 julio, 2021 - 5:11 am en Enfermedades, Hormonas

El dolor en los senos, también conocido como mastalgia, puede ocurrir en personas de todos los géneros y puede sentirse como una punzada aguda, ardor o dolor. Algunas de las razones más comunes para el dolor de senos incluyen cambios hormonales, lactancia, trauma por una lesión, tomar ciertos medicamentos, una infección o un quiste benigno. “Los dolores ocasionales en los senos son normales, especialmente si una mujer está ovulando o si está en su período”, asegura Jaydeep Tripathy, médico de atención primaria de Doctor Spring, Estados Unidos. “Otra razón que comúnmente se pasa por alto es el uso de un sostén que no te queda bien”.

Según la Fundación Nacional del Cáncer de Mama de Estados Unidos (NBCF), el dolor de mama no suele ser un síntoma de cáncer. Sin embargo se recomienda visitar al médico si el dolor en los senos empeora con el tiempo, persiste durante más de un par de semanas o se acompaña de una erupción, secreción del pezón o un nuevo bulto que no desaparece después de que terminar la menstruación. Estas son algunas de las causas más comunes de dolor en los senos.

  • Cambios hormonales. El dolor de mamas que ocurre en momentos iguales o similares en el ciclo menstrual se llama dolor de mamas cíclico y es causado por cambios en los niveles hormonales. Según Johns Hopkins Medicine, las fluctuaciones hormonales son la principal causa de dolor en los senos.
  • La menstruación.  Si se está a punto de tener el período, el dolor en los senos a menudo es el resultado de un aumento de estrógeno y progesterona. En este caso, los senos pueden sentirse hinchados, sensibles y adoloridos. Si se está menstruando, el dolor suele aparecer de tres a cinco días antes del periodo y puede desaparecer inmediatamente después de que inicie o continuar hasta el final del ciclo.
  • Ovulación. Algunas mujeres también experimentan dolor en los senos cuando están ovulando y, por lo general, desaparece al comienzo del ciclo menstrual. El dolor puede sentirse como una sensación irradiada en la axila y puede variar desde ser apenas perceptible hasta severo.
  • Menopausia. Muchas mujeres que experimentan dolor de mama no cíclico son perimenopáusicas y tienen entre 40 y 50 años. Este dolor puede describirse como dolor, opresión o sensación de ardor. El dolor puede ser peor durante la perimenopausia, cuando las hormonas a menudo suben y bajan de manera errática, y luego continúan en la menopausia, particularmente en mujeres que se someten a terapia hormonal o toman anticonceptivos hormonales.
  • Embarazo. En el embarazo los senos pueden sentirse adoloridos, hinchados e incluso con hormigueo, una o dos semanas después de la concepción. Esta incomodidad puede disminuir a medida que su cuerpo se adapta a los cambios hormonales alrededor de las tres o cuatro semanas de embarazo y luego regresa al final del tercer trimestre cuando los senos se preparan para la producción de leche.
  • Quistes. Los quistes tienden a causar un dolor intenso en un área en particular. Los quistes generalmente se sienten como bultos blandos aproximadamente del tamaño de una uva y son más comunes en mujeres premenopáusicas. La mayoría de los quistes benignos se sienten como un pequeño globo lleno de agua, suave y fácilmente movible, mientras que un tumor maligno puede sentirse más duro y grueso. A diferencia de los quistes, la mayoría de los tumores malignos también serán indoloros y de forma irregular.
  • Ejercicio. Si el dolor en los senos es causado por el ejercicio se siente como un dolor muscular en el pecho. Esto puede suceder cuando tiras o tensas un músculo del pecho durante un entrenamiento de fuerza, o cuando realizas ejercicios de alto impacto como correr y saltar que ejercen presión sobre los ligamentos del pecho. Es importante usar un sostén deportivo de apoyo.
  • Conductos lácteos bloqueados durante la lactancia. La mastitis, que ocurre con mayor frecuencia, pero no siempre, en mujeres que amamantan, es una infección en el tejido mamario causada por un conducto de leche bloqueado o por bacterias que ingresan en el conducto de leche. Los signos comunes de mastitis incluyen fiebre, engrosamiento del tejido mamario, enrojecimiento en forma de cuña en el seno y una sensación de ardor continuo, especialmente durante la lactancia. Los senos también pueden sentirse calientes al tacto.
  • Exceso de leche durante la lactancia. La congestión es una condición dolorosa que ocurre cuando los senos están llenos de leche en exceso. Esto es común durante la primera semana después de dar a luz y puede hacer que los senos se sientan hinchados y sensibles.

En conclusión si se experimenta un dolor agudo, no siempre es necesariamente un motivo de preocupación. Sin embargo, es motivo de visita médica si ocurre de manera persistente, el área alrededor parece estar infectada o si tiene otros síntomas acompañantes. Un bulto no siempre es un indicador de cáncer de mama, incluso si causa malestar ya que los quistes benignos a veces también pueden ser dolorosos.

La detección temprana del cáncer de mama es clave. No hay una edad designada para comenzar la detección del cáncer de mama; es por eso que se recomienda hablar con el médico sobre los factores de riesgo antes de decidir el programa de mamografías que sea adecuado para cada persona.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *