/ Enfermedades / Una nueva técnica ataca el cáncer de mama metastásico mediante ondas de sonido

Una nueva técnica ataca el cáncer de mama metastásico mediante ondas de sonido

Adamed Mujer en 30 octubre, 2019 - 3:12 pm en Enfermedades

Investigadores de la Universidad de Tohoku han probado una nueva técnica de administración de medicamentos para el cáncer de mama metastásico mediante ondas de sonido. Los científicos, que probaron esta técnica con ratones, aseguran que los medicamentos pueden administrarse de manera segura a los ganglios linfáticos cancerosos a través del sistema linfático y luego liberarse dentro de los ganglios mediante ondas de sonido. Los hallazgos del estudio se publican en la revista Scientific Reports.

«Creemos que nuestra técnica tiene el potencial de convertirse en un nuevo tratamiento para los ganglios linfáticos invadidos por las células tumorales metastásicas», dice Tetsuya Kodama, el ingeniero biomédico de la Universidad de Tohoku que dirigió el estudio.

El tratamiento consiste en inyectar vesículas que transportan medicamentos contra el cáncer en un ganglio linfático pélvico. Las vesículas viajan a través del sistema linfático para llegar a los ganglios linfáticos de la axila afectados por metástasis de cáncer de mama. Cuando se aplica ultrasonido de alta potencia a la axila, las vesículas se rompen, lo que conduce a la liberación del fármaco.

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres y causa la mayor cantidad de muertes relacionadas con el cáncer entre ellas. En sus etapas avanzadas, las células cancerosas pueden separarse del tumor original y viajar a través del sistema linfático para establecer metástasis en los ganglios linfáticos que luego pueden viajar a otras partes del cuerpo.

El pronóstico de la enfermedad podría mejorarse si hubiera una manera de tratar de manera segura y efectiva las metástasis en los ganglios linfáticos. Los tratamientos disponibles actualmente son altamente invasivos y pueden tener efectos secundarios graves.

Kodama y sus colegas en Japón habían probado previamente su tratamiento en ratones con un tipo de tumor de seno que produce metástasis en los ganglios linfáticos con bajo crecimiento invasivo y bordes bien definidos. Para este estudio, probaron el tratamiento de las metástasis más invasivas generadas por el cáncer de mama.

El equipo utilizó por primera vez una técnica de imagen por ultrasonido para seguir el movimiento de «liposomas acústicos» libres de drogas, vesículas que contienen burbujas de gas, a través del sistema linfático en ratones. Pudieron confirmar que los liposomas inyectados en un ganglio linfático pélvico viajaron a un ganglio linfático de la axila, donde se asentaron.

Luego inyectaron células de cáncer de mama en los ganglios linfáticos pélvicos de otro grupo de ratones. Las células cancerosas alcanzaron rápidamente e invadieron el ganglio linfático de la axila. Después, se inyectaron liposomas acústicos que portaban el medicamento contra el cáncer doxorrubicina en el ganglio linfático pélvico. Se aplicaron ondas sonoras de alta intensidad al área de la axila, el tercer día tras la inyección, para romper los liposomas y liberar el fármaco.

El equipo demostró que el tratamiento fue efectivo para matar el tejido canceroso usando una técnica de bioluminiscencia que monitorea el crecimiento del cáncer y estudiando los ganglios linfáticos extirpados bajo un microscopio.

Se necesitarán más investigaciones para determinar la tasa de inyección óptima y el volumen del tratamiento para prevenir complicaciones linfáticas.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.