/ Menopausia / Claves para alimentarse saludablemente en la menopausia

Claves para alimentarse saludablemente en la menopausia

Adamed Mujer en 26 abril, 2019 - 11:56 am en Menopausia

Alimentarse y nutrirse de una manera adecuada resulta esencial en todas las etapas de la vida, aunque cada etapa tiene unos requerimientos específicos. Los expertos en nutrición de Go-Fit apuntan una serie de pautas nutricionales para disminuir o mejorar los síntomas propios de la menopausia.

La menopausia es un periodo de transición en la vida de una mujer en la que se produce una disminución en las hormonas sexuales femeninas, causando modificaciones tanto físicas como psicológicas. Los principales síntomas suelen ser sofocos, irritabilidad, nerviosismo, cansancio, trastornos en el sueño, dolores de cabeza o palpitaciones.

A nivel físico, se produce un aumento de peso, sobretodo, un aumento de grasa en la zona central, y una disminución de la masa muscular. Además, aumenta el riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, aumento de los niveles de colesterol y de la presión arterial o alteraciones en la piel. Algunos consejos para afrontar la menopausia de la mejor manera posible son:

Menos consumo calórico y más actividad física. No hay que comer menos, sino comer mejor. Aumentar el consumo de verduras, hortalizas y frutas y realizar actividad física con frecuencia para favorecer el aumento de la masa muscular y disminución de la grasa corporal.

Beber agua habitualmente. A medida que se cumplen años, la sensación de sed disminuye, pero no hay que esperar a tener sed para beber agua. Una correcta hidratación regula la temperatura corporal, disminuyendo los sofocos y favoreciendo la circulación sanguínea.

Mantener un consumo adecuado de proteína, potenciando las de origen vegetal, como las legumbres, los frutos secos o las semillas.

Consumir grasa e hidratos de carbono de calidad. Priorizar el consumo de grasas insaturadas, como las encontradas en el aceite de oliva virgen extra, el aguacate, los frutos secos o los pescados azules –sardinas, arenques, salmón o atún-. Si se consumen cereales que sean integrales.

Incrementar el consumo de calcio. Encontramos calcio en los productos lácteos, soja y derivados, las almendras, el brócoli, la col o las semillas de sésamo.

Dar importancia a la vitamina D. Esta vitamina es esencial para que el calcio se fije al hueso. Se forma en nuestro cuerpo con la exposición solar y se encuentra en alimentos como el pescado azul o el huevo.

Alimentos ricos en fitoestrógenos. La menopausia se caracteriza por una disminución en la producción de hormonas sexuales. Existen alimentos de origen vegetal que presentan fitoestrógenos, sustancias semejantes a los estrógenos femeninos, y cuyo consumo podría mantener los niveles estables, disminuyendo los síntomas. Se encuentran en las legumbres, además de en la soja y sus derivados, entre otros.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *