/ Menopausia / Correr un minuto al día puede mejorar la salud ósea en las mujeres

Correr un minuto al día puede mejorar la salud ósea en las mujeres

Adamed Mujer en 28 agosto, 2017 - 10:57 am en Menopausia

Cambios en el físico, en el carácter, en las emociones y hormonas revueltas… A partir de los 45 años aproximadamente la menopausia aparece siendo un proceso vital importantísimo en la mujer que provoca desarreglos, sofocos, irritabilidad, susceptibilidad, alteraciones del sueño, mala memoria y la temida osteoporosis. Una etapa que según expertos puede llegar a durar de 7 a 14 años. A esto hay que añadir el temido aumento de peso. Los médicos aseguran que la menopausia no engorda sino el paso de los años. Con la edad se ganan kilos. Eso sí, con la menopausia se distribuye la grasa y hace depósito justo en la zona abdominal.

Si hay algo que no deja lugar a dudas es que el ejercicio se convierte en el mejor aliado de la mujer en esta etapa. Una nueva investigación de la Universidades de Exeter y Leicester en Reino Unido publicada en el International Journal of Epidemiology sugiere que correr un minuto al día puede proteger la salud ósea en esta etapa. Correr contribuye a minimizar los efectos físicos y psicológicos que produce la pérdida del ciclo menstrual, alarga la calidad de vida de los huesos y retrasa la aparición de la osteoporosis. Los médicos instan a las mujeres a practicar ejercicio y correr puede ser una de las prácticas más recomendadas se tenga la edad que se tenga. Correr contribuye a minimizar los efectos físicos y psicológicos que produce la pérdida del ciclo menstrual, alarga la calidad de vida de los huesos y retrasa la aparición de la osteoporosis.

Existe un nivel de evidencia muy alto de los beneficios de la práctica del deporte en la menopausia. Por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte durante ese periodo de la vida de la mujer. Correr previene la hipertensión, los ictus y las cardiopatías isquémicas. Diversos estudios también la relacionan directamente con el fortalecimiento celular, cuánto más potente sea nuestro sistema menos riesgos de padecer cánceres como el de colon, mama, endometrio o pulmón, enfermedades que también se previenen con el ejercicio.

Todo un catálogo de dolencias cuya posibilidad de aparición se reduce con el deporte nos explica Begoña Beristain, periodista, creadora del blog Veterana B y runner, autora del exitoso libro Tú también puedes ser runner. «Corriendo estás haciendo prevención. Diversos tipos de cáncer, las enfermedades cardiovasculares, las alteraciones endocrinológicas, la diabetes, el colesterol, la obesidad… Podemos evitarlas, en gran medida, dándole a la zapatilla».

La autora del libro analiza los beneficios de correr desde la visión de distintos expertos en la materia. El doctor Pablo Aranda especialista en medicina de la educación física y el deporte habla de la prevención. «Nadie debería empezar una actividad deportiva sin saber cual es su condición física, cómo está su corazón y el estado de sus articulaciones. Realizar una prueba de esfuerzo no va a evitar que nos pase algo pero al menos estaremos prevenidos y descubriremos si tenemos alguna patología», asegura. Lo primero que se tiene que hacer cuando se empieza a correr es echarle paciencia, afirma Beristain. «No puedes pretender haber pasado años de sedentarismo y en dos semanas estar en la línea de salida de una carrera. Hay que empezar con cabeza y haciendo los famosos «cacos» que son otra cosa que alternar Caminar y Correr en la misma sesión. Unos minutos andando y otros corriendo e ir aumentando progresivamente el tiempo que corres a la vez que disminuyes el que caminas. No importan los ritmos. Lo que hay que ser es constante. No vale salir un día y no hacerlo de nuevo hasta el mes siguiente. Empezar con dos/tres días por semana y perseverar», añade.

También es fundamental realizar trabajo de fuerza al menos una vez por semana para prevenir la osteoporosis  Por ejemplo, un abdomen fuerte  proporciona unas lumbares fuertes y eso solo se consigue con ese trabajo de fuerza.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *