/ Destacados-2 / El brócoli ayuda a reducir sobrepeso, inflamación y la presión arterial en las mujeres con menopausia

El brócoli ayuda a reducir sobrepeso, inflamación y la presión arterial en las mujeres con menopausia

Adamed Mujer en 18 julio, 2017 - 9:00 am en Destacados-2, Menopausia

El consumo de brócoli puede ayudar a contrarrestar los efectos negativos de la menopausia, ya que tiene propiedades que ayudan a reducir el sobrepeso, la inflamación y presión arterial a las mujeres que están pasando por esa etapa. Esas son las principales conclusiones de un estudio llevado a cabo por José Pedregosa, investigador de la Universidad Católica San Antonio, de Murcia (UCAM), que ha evaluado en su tesis doctoral los efectos del consumo de esa hortaliza en mujeres menopáusicas con sobrepeso u obesidad.

El estudio se ha centrado en los beneficios que aporta el consumo de brotes y germinados de brócoli en ese sector de la sociedad que según el investigador representa cerca de la mitad de la población femenina de España. Los germinados «son la mejor fuente dietética de glucorafanina y sulforafano», que tienen importantes efectos sobre el metabolismo del colesterol y de la homeostasis de los lípidos. Por eso, esos compuestos «ejercen una actividad biológica positiva sobre la acumulación de grasa en el cuerpo y la inflamación sistémica que se produce en personas obesas», por lo que incluir esa verdura en los programas de control de la obesidad tiene resultados positivos.

Para su investigación, Pedregosa ha contado con la colaboración de un grupo de pacientes del hospital Santa Lucía, de Cartagena, con menopausia y sobrepeso u obesidad que consumieron una bandeja diaria de germinados de brócoli durante cinco semanas. El investigador realizó mediciones antes del consumo de los brotes, durante él y un tiempo después de finalizar la prueba de parámetros como las concentraciones de colesterol, triglicéridos, glucosa e insulina, así como los marcadores de inflamación. También estudió la presión arterial, el peso y el perímetro abdominal de las mujeres.

Una vez realizadas esas pruebas, comprobó que aunque no se produjeron «efectos significativos sobre el perfil lipídico de las mujeres menopáusicas participantes, sí se han dado descensos importantes en la inflamación corporal, en la presión arterial sistólica (no diastólica) y en el peso (no en el perímetro abdominal)«.

Para el investigador del CEBAS-CSIC Diego Moreno, miembro del tribunal que ha evaluado esta tesis doctoral, el estudio «supone un hito para el futuro de las investigaciones sobre la relación entre alimentos, nutrición y salud, ya que, a diferencia de los clásicos, este incluye en la dieta un producto fresco y sano en cantidades perfectamente compatibles con una alimentación equilibrada y no ha sido necesaria ni una píldora ni un producto farmacéutico».

Pedregosa ha recordado que el sobrepeso y la obesidad afectan a más del 40 por ciento de la población mundial y «provoca una pérdida de calidad y de esperanza de vida», aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de otras dolencias como el cáncer. También la menopausia, que en España se inicia de media a los 49 años, implica un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular, probabilidad que aumenta cuando la mujer tiene sobrepeso u obesidad, lo que le ocurre a en torno a la mitad de las pacientes.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *