/ Menopausia / La lactancia materna y los embarazos se relacionan con un menor riesgo de menopausia precoz

La lactancia materna y los embarazos se relacionan con un menor riesgo de menopausia precoz

Adamed Mujer en 31 enero, 2020 - 12:55 pm en Menopausia

Un nuevo análisis epidemiológico sobre más de 108.000 mujeres ha mostrado un menor riesgo de menopausia precoz entre las mujeres que tuvieron al menos un embarazo que duró al menos seis meses y entre las que amamantaron a sus bebés. Además, el riesgo fue más bajo entre las que amamantaron exclusivamente, según publican sus autores en la revista de acceso abierto «JAMA Network Open».

Estos dos factores, el embarazo y la lactancia materna, generalmente evitan la ovulación y pueden retrasar el agotamiento natural de los folículos ováricos con el tiempo, señala la autora, la estudiante Christine Langton, y su asesora Elizabeth Bertone-Johnson en la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts Amherst. Por lo tanto, se cree que el embarazo y la lactancia disminuyen el riesgo de menopausia precoz, es decir, el final de la menstruación antes de los 45 años, que se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, deterioro cognitivo y osteoporosis.

Langton y sus colegas sugieren que si bien sus resultados no demostraron una clara respuesta a la dosis para la lactancia materna, sus hallazgos son consistentes con la hipótesis de que un mecanismo biológico está influenciado por la lactancia materna más prolongada. Además, los resultados de otros estudios respaldan que los beneficios óptimos de la lactancia materna exclusiva, tanto para la madre como para el bebé, alcanzan un umbral entre seis y 12 meses.

Como explica Langton, «en el estudio, las mujeres con tres o más embarazos que amamantaron exclusivamente durante un total de 7 a 12 meses tenían un riesgo 32% menor de menopausia precoz en comparación con las mujeres con el mismo número de niños que amamantaron exclusivamente por menos de un mes». También observaron lo que llaman otras asociaciones notables. Así, en comparación con las mujeres sin embarazos a término, las que tuvieron dos embarazos tuvieron un riesgo 16% menor de menopausia precoz y las mujeres con tres embarazos tuvieron un riesgo 22% menor.

Los autores creen que el suyo es el primer estudio de cohorte prospectivo que analiza la relación entre la lactancia materna y el riesgo de menopausia precoz. Señalan que solo otro estudio había examinado la relación de paridad (número de niños) con el riesgo de menopausia natural temprana.

«Nuestro estudio tiene mucha fuerza debido al gran tamaño de la muestra, los 26 años de seguimiento y el diseño prospectivo —destaca Langton—. Además, al inicio del estudio limitamos nuestro estudio a mujeres premenopáusicas, lo cual es un punto clave, junto con su control cuidadoso de muchos factores de confusión».

«Nuestros hallazgos sobre la lactancia materna no solo agregan una nueva visión sobre las formas de prevenir la menopausia temprana —prosigue—, sino que se alinean muy bien con las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud de que las mujeres estadounidenses alimentan exclusivamente a sus bebés con leche materna al menos seis meses y continuar amamantando hasta por un año».

Para este trabajo, Langton y sus colegas llevaron a cabo su estudio prospectivo, basado en la población, dentro de la cohorte en curso del Estudio de Salud de Enfermeras II que comenzó a recopilar datos en 1989. Informan de que las tasas de respuesta fueron del 85-90%.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *