/ Menstruación / Cómo combatir el acné provocado a los cambios hormonales de la menstruación

Cómo combatir el acné provocado a los cambios hormonales de la menstruación

Adamed Mujer en 30 agosto, 2017 - 4:28 pm en Menstruación

Una realidad que afecta a todas las mujeres son los brotes de acné debido a los cambios hormonales de la menstruación. Tanto en el síndrome premenstrual como durante el período en sí, las hormonas actúan a nivel periférico, es decir, sobre la superficie de la piel. Por ello, es muy habitual que aparezcan lesiones “debido al desequilibrio hormonal provocado por la brusca reducción de estrógenos que origina el sangrado menstrual y a un aumento de la secreción sebácea de las glándulas de los folículos pilosebáceos, con obstrucción y sobreinfección secundaria”, explica la Dra. Cristina Villegas, jefa de servicio de dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

La duración del ciclo suele ser de 28 días, aunque para algunas mujeres es más largo o más corto, y consta de tres fases: la fase folicular -dura unos 13 días y el óvulo se desarrolla en el interior del folículo-; después viene la ovulación, -se produce el decimocuarto día- y la fase lútea -que dura otros 14 días más aproximadamente hasta el día anterior del siguiente período menstrual-. La fase lútea es donde se producen la mayor parte de los efectos conocidos como síndrome premenstrual como la hinchazón y dolores en abdomen, la sensibilidad en mamas, hipersensibilidad o los brotes de acné. Debido a que, tras la ovulación, el folículo forma una pequeña glándula o cuerpo lúteo de un tejido amarillento rico en colesterol y con grandes cantidades de progesterona que prepara al endometrio en caso de que el óvulo fuese fecundando.

De no ser así, a las 12 horas desaparece y los niveles hormonales se vuelven a estabilizar, de manera que tiene lugar la menstruación. De ahí, que en esa explosión hormonal algunas mujeres vean como su cara se llena de manchas y espinillas, por no hablar de otros síntomas. La gran mayoría de estas imperfecciones asociadas a los cambios hormonales premenstruales suelen aparecer alrededor de la barbilla. Por ello, es muy importante que se mantenga una limpieza adecuada utilizando productos como ácido salicílico. Ayuda a prevenir y acabar con las espinillas, pues elimina las capas de piel muerta y desbloquea los poros, reduciendo el enrojecimiento, la sequedad y la descamación.

Villegas advierte en declaraciones a La Vanguardia que se debe evitar el uso de cosméticos comedogénicos y utilizar a cambio cremas y maquillajes libres de grasa (oil free). También se debe tener en cuenta la premisa más importante: “jamás se han de manipular los granos. Por muy tentador que sea produce una gran cantidad de marcas”. La dermatóloga recomienda aplicar un antibiótico tópico, como la eritromicina o la clindamicina. Los ácidos y exfoliantes también pueden agravar el estado de la piel y causar el efecto contrario al deseado, es decir, que se produzca un exceso de grasa aún mayor que obstruya los poros más. Otro aliado puede ser el ácido azelaico, naturalmente producido por la piel a través del hongo Malassezia furfury, también es empleado para tratar los granitos y las manchas. Por supuesto, en la prevención contra este tipo de problemas, también son fundamentales el estilo de vida y la alimentación.

Los niveles altos de estrés, aumentan los de cortisol que a su vez afecta al ciclo mensual y por consiguiente, a la aparición de brotes de acné. Hacer deporte, controlar la ansiedad y tener una dieta equilibrada son grandes aliados. En última instancia, Villegas aconseja que, si las lesiones son muy numerosas se acuda a un dermatólogo para paute un tratamiento adecuado así como un experto en ginecología, quien descarte un problema hormonal más importante.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *