/ Menstruación / Joyas femeninas para cambiar la percepción sobre el ciclo menstrual

Joyas femeninas para cambiar la percepción sobre el ciclo menstrual

Adamed Mujer en 1 diciembre, 2015 - 8:47 am en Menstruación

La diseñadora británica Lili Murphy-Johnson ha creado una línea de joyas que hace referencia a los cambios hormonales por los que debe pasar una mujer antes y durante su periodo menstrual, también a los utensilios que utiliza (tampones, toallas, protectores, jabones y otros productos) e incluso a la propia sangre. Los diseños incluyen broches y anillos, los cuales surgieron de su propia experiencia. “La irritabilidad y la ansiedad que sentía no me dejaban pensar en ideas para una colección de joyas, así que decidí empezar a replicar estos síntomas en joyas hasta que me llegó”, asegura la diseñadora.

El objetivo principal de esta colección es cambiar la percepción sobre el ciclo menstrual, mostrando que es un estado natural por el que todas las mujeres deben pasar. “Creo que mucha gente todavía piensa que es difícil hablar sobre la menstruación. Piensan que es desagradable que los demás hablan de la menstruación. El estigma está tan engranado en nuestra cultura que incluso si las personas saben que lógicamente no es desagradable, todavía tienen la dificultad para sentirse cómodos hablando sobre ello“, señaló Murphy-Johnson.

La menstruación ha estado estigmatizada en nuestra cultura tras una larga historia de supersticiones y de desigualdad de las mujeres hacia los hombres. Esta percepción es tal que en las farmacias encontramos numerosos productos para gestionar los periodos, todos con la idea de que la menstruación es algo sucio e incluso malo en el cuerpo, que se debe ocultar. Por ello la diseñadora busca con esta colección inspirada en la menstruación cambiar la forma de pensar de la sociedad. Consta de tres etapas importantes de la menstruación. La primera se centra en los cambios de humor hormonales que componen el síndrome premenstrual, el ‘período parafernalia‘ como ella lo denomina en la que entran en juego los tampones, las compresas, jabones, y por último, la sangre en sí.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *