/ Menstruación / Motivos por los que se puede retrasar la regla sin estar embarazada

Motivos por los que se puede retrasar la regla sin estar embarazada

Adamed Mujer en 17 junio, 2016 - 8:08 am en Menstruación

Cuando se tiene un ciclo menstrual regular (comprendido entre 21 y 32 días) y las fechas no cuadran, saltan las alarmas. La inevitable relación del retraso con el embarazo es una de ideas que primero aparecen en la mente si se ha producido algún acto sexual previo. Pero antes de correr a la farmacia a constatar el hecho, se debe conocer que existen otras causas que pueden hacer que la regla no aparezca en el periodo acostumbrado. “Casi todas las mujeres a lo largo de su vida fértil sufren un bache amenorreico”, indica el Dr. Ignacio Cristóbal, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Lo más común es que los ciclos duren 28 días, hasta que desaparecen por la menopausia. Sin embargo, factores entre los que se encuentran los desajustes hormonales, el estrés y los hábitos de vida pueden desajustar estos niveles. Los especialistas consideran normal una ausencia de hasta 45 días. Es lo que denominan como ciclo largo. “Le ocurre a más del 30% de las pacientes que acuden a consulta por este asunto”, añade el experto. Estas son las causas más frecuentes que pueden provocar el retraso y no tienen nada que ver con un posible embarazo.

  • El sobreesfuerzo físico: cuando el deporte pone el cuerpo al límite, el organismo reacciona. Una de sus llamadas de atención es la falta de la menstruación. “Ahora que las atletas de élite se preparan para los Juegos Olímpicos es frecuente que se les retire la regla”, indica el Dr. Cristóbal. El cuerpo tiene que ahorrar energía y una de las formas de hacerlo es evitando el sangrado. “El hipotálamo envía al cerebro una señal de defensa que se traduce en una disminución de las hormonas responsables de este proceso”, continúa el médico.
  • Pérdida de peso o anorexia: la falta de grasa en el organismo puede ser otro de los motivos que provoquen el bache amenorreico. “El problema aparece cuando se pierde mucho peso de forma muy rápida o existe un problema de anorexia”, indica el doctor. Según la Organización Mundial de la Salud se considera bajo peso corporal cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) es inferior a 17,5 kg/m2 y puede deberse tanto a una restricción alimentaria como al aumento de las demandas energéticas del organismo. “Si no hay un mínimo de tejido graso, no hay producción de estrógenos y el síntoma es la amenorrea, la falta de regla”, indican desde la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia Nerviosa.
  • Ovarios poliquísticos: en estos casos se producen desajustes hormonales (relacionados con la hipófisis) que provocan dificultades en la ovulación y por ende, no aparece la menstruación. “La amenorrea se produce por la no ovulación”, asegura el Dr. Cristobal. Es fundamental acudir al especialista para poner en marcha un tratamiento concreto.
  • Menopausia precoz: algunas personas que reciben la menopausia aparece antes de lo deseado, con la consiguiente pérdida de la menstruación. “Siempre que se produzca antes de los 45 años, se considera precoz”, dice Cristobal. Los estrógenos (hormonas producidas por el ovario), disminuyen y aunque las hormonas producidas por la hipófisis aumenten para intentar estimularlo, no resultan suficientes. El doctor indica que, aunque el número de casos no ha aumentado respecto al pasado, ahora existen más diagnósticos de esta patología.
  • Fármacos o enfermedades: tras procesos como la quimioterapia, o ciertas enfermedades como el cáncer, puede desaparecer el sangrado femenino. Asimismo existen medicamentos, algunos de ellos relacionados con el control de natalidad que pueden provocar desajustes. “En determinadas circunstancias, entre ellas la ingesta de determinados fármacos, la prolactina (hormona producida durante el embarazo) aumenta de forma anómala, frenando la actividad del ovario y ocasionando la falta de menstruación”, indican desde la Sociedad Española de la Fertilidad (SEF).
  • Estrés: es otra de las causas relacionadas con la secreción de hormonas del hipotálamo que justifican la falta de sangrado. Ante situaciones de estrés mantenido como exámenes, oposiciones, trabajos muy exigentes, paro o estados de tensión emocional en general puede frenarse el proceso. “También algunas enfermedades psiquiátricas como depresión y ansiedad y la dificultad de adaptación al estrés diariopueden provocar amenorrea”, indican desde la SEF. Si tienes claro que no estás embarazada, la mejor solución es acudir al especialista para diagnosticar el caso y tomar hábitos de vida física y mental saludables para resolver la situación.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *