/ Noticias / Aumentan el número de mujeres drogodependientes en proyectos de desintoxicación

Aumentan el número de mujeres drogodependientes en proyectos de desintoxicación

Adamed Mujer en 28 junio, 2017 - 4:00 pm en Noticias

El número de mujeres con problemas de adicción en programas de Proyecto Hombre está «al alza», ya que han pasado en cuatro años de suponer un 13,8% del total a ser el 16,1%. Aunque el porcentaje de mujeres en lo que al consumo abusivo de sustancias adictivas se refiere sigue siendo inferior al que se registra entre los varones, el aumento hace que la organización considere necesario «adecuar los recursos». Pese a ello, el sesgo de Proyecto Hombre continúa siendo claramente masculino, pues los hombres abarcan el 84% del ratio total.

«Pensamos que ese aumento viene porque nuestra asociación cada vez es más visible y está cambiando la percepción que la gente y las mujeres tienen de las terapias», explica Félix Rueda, uno de los expertos del Observatorio Proyecto Hombre que ha llevado a cabo la investigación. El informe se ha realizado tras una muestra tomada de 2.864 usuarios de los diferentes dispositivos de la asociación. También señaló que las mujeres se diferencian de los hombres con drogadicción en que su núcleo de convivencia se centra generalmente en la pareja, ya sea con hijos o no, mientras que buena parte de los hombres con adicción en tratamiento convive principalmente con sus padres. Por tanto, existe una mayor situación de «dependencia» entre los hombres, mientras que muchas mujeres adictas a sustancias se hacen cargo de los hijos (9,8%) mientras que los hombres adictos no suelen convivir con ellos (1,1%), sino con sus padres.

«Es necesario hacer hincapié en este aumento de mujeres que han iniciado la terapia. La sociedad no es igualitaria y es necesario ofrecer recursos que promuevan apoyos al sector femenino», señaló por su parte Elena Presencio, directora general de Proyecto Hombre. Dos de cada diez mujeres adheridas a la organización llegaron tras intentar rehabilitarse, sin éxito, en otros centros.

Para tratar de solventar esta problemática, desde Proyecto Hombre promueven la puesta en valor de recursos de apoyo para mujeres; el análisis en profundidad entre traumas infantiles y consumo de sustancias; mejorar la condición familiar de los adictos; o coordinar de una manera más efectiva los centros de salud mental. Además, también han puesto en marcha proyectos como «INSOLA», que busca la reinserción laboral de estas personas, o «Hijos, hijas, desconocidos, desconocidas», que intenta implicar a los padres de los jóvenes en uno de los procedimientos más importantes a la hora de plantar cara a las adicciones: la detección precoz y la prevención.

Una de las adicciones que más preocupa es al alcohol, que tiene una marcada incidencia en mujeres, como la cocaína la tiene en los hombres. «Hay que darse cuenta de que el perfil de persona que viene a Proyecto Hombre ha cambiado. Por lo general, se trata de gente muy normal, que podría ser cualquier vecina o compañero de trabajo«. Una problemática que, según señalan, no tiene una incidencia mayoritaria. «Igual que hay gente adicta, también hay mucha más que consume una vez y no vuelve a hacerlo en su vida», recalca Francisco de Asís, delegado nacional del Plan Nacional sobre Drogas.

Otro punto preocupante es que una de cada dos mujeres que ingresó en Proyecto Hombre en 2016 por una adicción había sufrido abusos emocionales. Un 27%,además, declaró haber recibido abusos físicos y casi una de cada 10 (8%), sexuales. El perfil de la mujer adicta en España coincide en la mitad de las ocasiones con la de una víctima de abusos, un porcentaje que en el caso de los hombres se queda en el 16% en los abusos emocionales, un 4% en abusos físicos y un 0,6% en abusos sexuales.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.