/ Salud / El ejercicio físico reduce el riesgo de padecer hasta siete tipos de tumores

El ejercicio físico reduce el riesgo de padecer hasta siete tipos de tumores

Adamed Mujer en 30 diciembre, 2019 - 12:00 pm en Salud

Practicar actividad física tiene beneficios contrastados en enfermedades como la diabetes o las dolencias cardiovasculares.  Ahora, una nueva investigación que combina 9 estudios distintos ha demostrado que el ejercicio físico está además relacionado con un menor riesgo de padecer hasta siete tipos de tumores. El estudio señala también que hay varios tipos de cáncer con una relación dosis-respuesta.

La investigación, en la que se ha monitorizado a 750.000 adultos, la han realizado el National Cancer Institute, la American Cancer Society y la Harvard TH Chan School of Public Health, y se ha publicado en el Journal of Clinical Oncology.

La importancia de este estudio radica en que actualiza las pautas para que la actividad física tenga efectos beneficiosos. La recomendación es que se debe aspirar a realizar entre 2,5 y 5 horas/semana de actividad con una intensidad moderada o 1,25 a 2,5 horas/semana de actividad vigorosa.

Con estas pautas, los investigadores analizaron los datos de nueve grupos de trabajo. Descubrieron que realizar esas actividades recomendadas se asoció con un riesgo menor estadísticamente significativo en siete de los 15 tipos de tumores estudiados. Además, esa reducción aumentó cuanto más ejercicio físico se realizó.

La actividad física se relacionó con un menor riesgo de cáncer de colon en hombres (llegó a caer hasta un 14%), cáncer de mama femenino (hasta un 10%), cáncer de endometrio (hasta un 18%), cáncer de riñón (hasta un 17%), mieloma (hasta un 19%), cáncer de hígado (hasta un 27%) y linfoma no Hodgkin (hasta un 18% mujeres).

Las salvedades del estudio

Pese a estos datos, los autores del estudio reconocen al menos tres debilidades en la investigación: en primer lugar, considera que los 750.000 pacientes analizados son todavía insuficientes. Además, la mayoría de los participantes en el estudio era en su mayoría de raza blanca. Por último, los datos detallados de la actividad física los aportaron los propios participantes, sin que pudieran contratarse o darles total credibilidad.

A pesar de ello, los autores aseguran que estos hallazgos proporcionan un apoyo cuantitativo directo para los niveles de actividad recomendados para la prevención del cáncer y proporcionan evidencia procesable para los esfuerzos de prevención del cáncer en curso y futuros.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.