/ Salud / ¿Qué son los quistes mamarios?

¿Qué son los quistes mamarios?

Adamed Mujer en 4 julio, 2019 - 11:39 am en Salud

Los quistes mamarios son unas bolsas redondas llenas de líquido situadas dentro de la mama, rellenos de líquido y habitualmente benignos. Cualquier mujer puede tener quistes mamarios aunque es más habitual en mujeres que ya han llegado a la menopausia. En general, no precisan tratamiento excepto si son dolorosos.

Causas del quiste mamario
Las mamas tienen una glándulas y cuando se produce una presencia excesiva de líquidos en las mismas aparecen los quistes. Se suelen clasificar por su tamaño (microquistes y macroquistes). La causa original de la aparición de los quistes no se ha encontrado.

Síntomas del quiste mamario
Los síntomas más evidentes de la aparición de quistes mamarios son estos:

  • Detección de un bulto redondeado y blando.
  • Posible mastalgia.
  • La mama aumenta de tamaño.
  • Dolor en la mama días antes de la menstruación.

Diagnóstico del quiste mamario
El médico realiza un examen físico de la mama para advertir si hay algún bulto que pueda indicar la aparición del quiste. En paralelo, pedirá la realización de una mamografía y una ecografía. En función de los que los médicos puedan ver en estas pruebas, en ocasiones hay que realizar también una resonancia magnética (RM) y una biopsia para analizar el tejido.

Tratamiento y medicación del quiste mamario
No hay que realizar ningún tratamiento en el caso de los quistes sencillos que no provocan dolor y, por supuesto, sean benignos. Se aspiran con una aguja fina. Es posible que vuelvan a aparecer en más de una ocasión. Solo en ocasiones muy puntuales se recurre a la cirugía para extraer el quiste. Por ejemplo, cuando aparece recurrentemente cada mes o cuando al hacer extracciones del líquido con agujas se ven rastros de sangre. También se pueden recomendar analgésicos.

Prevención del quiste mamario
No hay prevención para la aparición de los quistes, pero se pueden seguir ciertos hábitos para controlar sus efectos. Por ejemplo, se recomienda un sujetador adecuado y aplicarse un paño frío o tibio con frecuencia.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *