/ Saludablemente / ¿Qué es el colesterol y por qué hay que controlarlo?

¿Qué es el colesterol y por qué hay que controlarlo?

Adamed Mujer en 19 febrero, 2020 - 10:00 am en Saludablemente

Con esta entrada sobre el colesterol, iniciamos la publicación de la serie Saludablemente, dedicada a aportar información útil y práctica sobre nutrición, endocrinología y ejercicio físico. Cada miércoles, nueva píldora de conocimiento.

En este vídeo, el Dr. Gerardo Aguilar nos cuenta algunas de las principales características del colesterol: qué es, qué funciones desempeña en nuestro organismo, qué son las fracciones del colesterol, en qué alimentos podemos encontrarlo y que hay que hacer para mantenerlo a raya.

El colesterol es un tipo de grasa que tanto puede ser fabricada por nuestro propio cuerpo -en el hígado-, como ser ingerida a través de determinados alimentos. Cumple varias funciones en nuestro organismo, entre las que destaca poder fabricar las hormonas sexuales, los corticoides o la vitamina D, así como determinadas funciones en las paredes de las células.

Cuando nos hacemos una analítica, podemos observar que existen varios tipos de colesterol. Está el colesterol total, cuyo valor máximo se aconseja que no pase de 200; pero también las llamadas fracciones del colesterol, que son:

  • el HDL, popularmente conocido como “el bueno”. Se aconseja que esté por encima de 40 en los hombres y por encima de 50, en las mujeres.
  • el LDL, popularmente conocido como “el malo”. Se aconseja que esté por debajo de 160, aunque en la actualidad nos están recomendando que esté por debajo de 130.

El colesterol LDL es el que ensucia las arterias, pudiendo provocar un infarto o un accidente vascular cerebral, conocido como ictus. Por el contrario, el HDL es el que, por decirlo de una manera sencilla, “va limpiando las paredes” de las arterias.

Con esta explicación, os quiero transmitir que, cuando os hagáis una analítica, no sólo os fijéis en el colesterol total.

¿En qué alimentos se encuentra el colesterol?

Fundamentalmente, en las grasas de los animales terrestres de cuatro patas y en sus derivados lácteos, como son los quesos, o los embutidos. También se encuentra -en menor medida- en la yema del huevo.

¿Cómo podemos tratar el colesterol? 

De entrada, con una dieta adecuada, baja en este tipo de grasas, y haciendo ejercicio físico, ya que así nos aumentará el HDL. Pero si estas medidas no son suficientes para bajar el colesterol, hay dos tipos de medicación que podemos tomar:

  • las estatinas, que impiden la fabricación del colesterol LDL por parte de nuestro organismo.
  • el ezetimiba, que impide la absorción del LDL en el intestino.

En la actualidad, existen algunos productos en forma de yogures que llevan esteroles vegetales, que también nos pueden ayudar a controla el colesterol, en aquellos casos en que no sea excesivamente elevado y seguramente producido por un exceso del mismo en nuestra dieta.

También hay otro producto, la levadura de arroz rojo, que lleva monocolina y conezima Q, y que también está dado muy buenos resultados, sobre todo en pacientes que no toleran las estatinas.

Por lo tanto, ya para terminas, podríamos decir, tal como dicen los marineros sobre el mar, aunque en nuestro caso sería sobre el colesterol, que no hay que tenerle miedo, pero sí, respeto. Es decir, el colesterol es necesario en nuestro organismo, ya que cumple muchas funciones beneficiosas, pero siempre en las proporciones adecuadas del bueno, HDL, y del malo, LDL.

Para acabar, quiero repetir el mensaje principal: lo más importante es llevar una dieta correcta y equilibrada, y siempre, siempre, siempre, acompañada de ejercicio físico.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *