/ Sexo / Relacionan ansiedad con disfunción sexual de mujeres que superan un cáncer de mama

Relacionan ansiedad con disfunción sexual de mujeres que superan un cáncer de mama

8886048502_b82678d99d_k
Adamed Mujer en 3 noviembre, 2018 - 10:00 am en Sexo

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba, el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC) y el Hospital Universitario Reina Sofía ha desvelado que la disfunción sexual de las mujeres que han sobrevivido a un cáncer de mama se relaciona con la ansiedad fóbica.

La institución universitaria ha explicado en una nota que para las mujeres supervivientes al cáncer de mama, este tipo de ansiedad puede provocar que los relaciones sexuales se vivan como una experiencia desagradable. Además, estas mujeres presentan dificultades con la excitación, lubricación, con el orgasmo y la satisfacción de una experiencia placentera como es la práctica del sexo.

Aunque hay otros factores que afectan a la disfunción sexual en las mujeres que han sido intervenidas por cáncer, este estudio, publicado recientemente en la revista Psycho-Oncology, señala que el impacto psicológico puede ser suficiente para provocar un problema en el comportamiento sexual de la mujer y que pueda perder el deseo de mantener relaciones e intente evitarlas.

La investigadora de la UCO Ana Abril Requena ha afirmado que la ansiedad fóbica se relaciona “de forma consistente con las alteraciones sexuales en este grupo de pacientes“, lo que demuestra el gran peso de los factores psicosociales sobre la sexualidad, haciendo que en estos casos las relaciones sexuales “se vivan como experiencias desagradables”.

Aunque es cierto que hay ciertos tipos de cáncer que afectan más a la sexualidad que otros, como aquellos relacionados con los órganos reproductivos, la investigación revela que, en el caso del de mama, la ansiedad fóbica es el “motivo principal que provoca la falta de apetencia sexual”.

En este grupo de pacientes se observa una menor actividad sexual e interés por el sexo y una peor percepción del propio atractivo o feminidad.

Abril ha señalado que los hallazgos de la investigación “pueden utilizarse para mejorar la prevención de este tipo de problemas y para desarrollar intervenciones más específicas destinadas a reducir los síntomas que afectan negativamente a la calidad de vida de las pacientes y sus parejas usando, por ejemplo, terapia conductal o métodos de relajación”.

Del estudio también se desprende que la mayoría de las mujeres que han sobrevivido a esta patología “no se encuentran satisfechas con la cantidad y calidad de la información suministrada por parte del personal sanitario con respecto a los efectos secundarios que la enfermedad provoca en la sexualidad después de recibir el diagnóstico y, sobre todo, el tratamiento”.

0 Comentario Opina
Califica este artículo

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>